Diferencia entre revisiones de «ALEGRE, Francisco Javier»

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
 
(No se muestran 8 ediciones intermedias de 5 usuarios)
Línea 1: Línea 1:
==(Veracruz, 1729; Bolonia, 1788).Sacerdote jesuita. Historiador==
+
'''(Veracruz, 1729; Bolonia, 1788).Sacerdote jesuita. Historiador'''
  
  
Nació en el puerto de Veracruz el 12 de noviembre de 1729. Sus padres fueron Juan Alegre e Ignacia Capetillo quienes procuraron cultivar en sus hijos el amor por las letras. De hecho José Alegre, hermano de Francisco Javier, tomó el hábito franciscano y llegó a gobernar la Provincia. Por su parte, Francisco Javier estudió los primeros años en una escuela pública, y cuando tenía doce años de edad fue enviado a Puebla de los Ángeles para estudiar filosofía en el Real Seminario de San Ignacio. Posteriormente se mudó a la ciudad de México para estudiar derecho, sin embargo, decidió regresar a la ciudad de Puebla para estudiar teología. Antes de cumplir los dieciocho años ingresó a la Compañía de Jesús el 19 de marzo de 1747. Aprendió hebreo, griego, latín, francés, italiano, náhuatl e inglés; más tarde estudió derecho y matemáticas, asignaturas de las que posteriormente llegó a ser profesor.  
+
Nació en el puerto de Veracruz el 12 de noviembre de 1729. Sus padres fueron Juan Alegre e Ignacia Capetillo quienes procuraron cultivar en sus hijos el amor por las letras. De hecho José Alegre, hermano de Francisco Javier, tomó el hábito franciscano y llegó a gobernar la Provincia. Por su parte, Francisco Javier estudió los primeros años en una escuela pública, y cuando tenía doce años de edad fue enviado a Puebla de los Ángeles para estudiar filosofía en el Real Seminario de San Ignacio. Posteriormente se mudó a la ciudad de México para estudiar derecho, sin embargo, decidió regresar a [[PUEBLA_DE_LOS_ÁNGELES;_Ciudad | la ciudad de Puebla]] para estudiar teología. Antes de cumplir los dieciocho años ingresó a la [[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús) | Compañía de Jesús]] el 19 de marzo de 1747. Aprendió hebreo, griego, latín, francés, italiano, náhuatl e inglés; más tarde estudió derecho y matemáticas, asignaturas de las que posteriormente llegó a ser profesor.  
  
 
La nota biográfica que precede su obra Instituciones Teológicas, publicada póstumamente en 1791, ofrece una descripción del padre Alegre: “Dotado por la naturaleza de excelente índole, y educado con grande esmero por sus padres, se atraía a todos por sus limpias costumbres, su trato suave, su exterior modesto, y la copiosísima erudición que descubría cuando se le daba ocasión (…) En lo tocante a letras humanas, fue de ingenio vivo, claro, penetrante y propio para toda clase de ciencias, como lo acreditan sus obras (…) Fue Alegre, en fin, de estatura regular, envuelto en carnes, de nariz delgada y corva, aguileño de rostro, con gravedad amable, y tan bien conformado en todo, que no se le advertía defecto”<ref>González, p. XIX.</ref>.
 
La nota biográfica que precede su obra Instituciones Teológicas, publicada póstumamente en 1791, ofrece una descripción del padre Alegre: “Dotado por la naturaleza de excelente índole, y educado con grande esmero por sus padres, se atraía a todos por sus limpias costumbres, su trato suave, su exterior modesto, y la copiosísima erudición que descubría cuando se le daba ocasión (…) En lo tocante a letras humanas, fue de ingenio vivo, claro, penetrante y propio para toda clase de ciencias, como lo acreditan sus obras (…) Fue Alegre, en fin, de estatura regular, envuelto en carnes, de nariz delgada y corva, aguileño de rostro, con gravedad amable, y tan bien conformado en todo, que no se le advertía defecto”<ref>González, p. XIX.</ref>.
  
Por motivos de salud, la cual había visto comprometida “por tan excesivos estudios”2 , pasó una temporada en Veracruz. Ya recuperado regresó a la Ciudad de México para presentar su examen de teología –el cual aprobó con brillantes resultados-, ordenarse sacerdote y profesar los cuatro votos el 15 de agosto de 1763 en el Seminario de San Ildefonso. Hay quien señala que profesó los cuatro votos después, en La Habana; sin embargo, las fechas de su profesión no coinciden con su estadía en esa ciudad.
+
Por motivos de salud, la cual había visto comprometida “por tan excesivos estudios”<ref>Kerson, p. 308.</ref>, pasó una temporada en Veracruz. Ya recuperado regresó a la Ciudad de México para presentar su examen de teología –el cual aprobó con brillantes resultados-, ordenarse sacerdote y profesar los cuatro votos el 15 de agosto de 1763 en el Seminario de San Ildefonso. Hay quien señala que profesó los cuatro votos después, en La Habana; sin embargo, las fechas de su profesión no coinciden con su estadía en esa ciudad.
  
En efecto, había sido enviado a La Habana, Cuba, nuevamente en por motivos de salud. Permaneció en esta ciudad durante más de siete años donde enseñó retórica y filosofía; ahí conoció al jesuita José Alaña quien le ayudó a perfeccionar su conocimiento sobre la lengua griega. Después regresó a México y fue comisionado en Mérida, Yucatán, para la enseñanza de derecho canónico y pontificio; no obstante, fue poco el tiempo que permaneció en esta ciudad debido a que le fue encargada la redacción de la Historia de la Compañía de Jesús en la Nueva España para que sirviese de continuación a las escritas por Andrés Pérez de Rivas a mediados del siglo XVII, y por Francisco Florencia en 1694.  
+
En efecto, había sido enviado a La Habana, [[CUBA;_¿un_fósil_prehistórico? | Cuba]], nuevamente en por motivos de salud. Permaneció en esta ciudad durante más de siete años donde enseñó retórica y filosofía; ahí conoció al jesuita José Alaña quien le ayudó a perfeccionar su conocimiento sobre la lengua griega. Después regresó a México y fue comisionado en Mérida, [[YUCATÁN_EN_EL_TIEMPO._Enciclopedia | Yucatán]], para la enseñanza de derecho canónico y pontificio; no obstante, fue poco el tiempo que permaneció en esta ciudad debido a que le fue encargada la redacción de la Historia de la [[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús) | Compañía de Jesús]] en [[NUEVA_ESPAÑA;_Virreinato_de_la | la Nueva España]] para que sirviese de continuación a las escritas por Andrés Pérez de Rivas a mediados del siglo XVII, y por Francisco Florencia en 1694.  
Tardó tres años en escribir la Historia, comprendida en dos volúmenes. Esta obra resultó ser de gran importancia en la historiografía novohispana, pues “aunque la historia de Alegre es fundamentalmente eclesiástica, y dentro de ese campo, limitada a las actividades de los jesuitas, por su riqueza de documentación y por sus constantes referencias a los asuntos públicos y a la vida y costumbres del país, se le reconoce como una de las mejores aportaciones a la historia nacional”3 .
+
Tardó tres años en escribir la Historia, comprendida en dos volúmenes. Esta obra resultó ser de gran importancia en la historiografía novohispana, pues “aunque la historia de Alegre es fundamentalmente eclesiástica, y dentro de ese campo, limitada a las actividades de los [[EVANGELIZACIÓN_DE_AMÉRICA;_contribución_de_los_jesuitas | jesuitas]], por su riqueza de documentación y por sus constantes referencias a los asuntos públicos y a la vida y costumbres del país, se le reconoce como una de las mejores aportaciones a la historia nacional”<ref>González, p. XXI.</ref>.
 
   
 
   
Sin embargo, cuando estaba por entrar a prensa aconteció la expulsión de la Compañía de Jesús por órdenes de Carlos III, la cual impidió la impresión de su obra. Al mismo tiempo, esta orden de destierro le sorprendió durante sus funciones como prefecto de letras humanas en el Seminario de San Ildefonso en la misma ciudad de México. Fue enviado a su natal Veracruz para salir al exilio el 25 de octubre de 1767, a bordo de la fragata La Dorada, junto con 29 jesuitas más entre los que se encontraban Francisco Cevallos, José Andonaegui, Andrés de Lucena y José Iturriaga.
+
Sin embargo, cuando estaba por entrar a prensa aconteció la expulsión de la [[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús) | Compañía de Jesús]] por órdenes de Carlos III, la cual impidió la impresión de su obra. Al mismo tiempo, esta orden de destierro le sorprendió durante sus funciones como prefecto de letras humanas en el Seminario de San Ildefonso en la misma ciudad de México. Fue enviado a su natal Veracruz para salir al exilio el 25 de octubre de 1767, a bordo de la fragata La Dorada, junto con 29 [[EVANGELIZACIÓN_DE_AMÉRICA;_contribución_de_los_jesuitas | jesuitas]] más entre los que se encontraban Francisco Cevallos, José Andonaegui, Andrés de Lucena y José Iturriaga.
  
Se estableció en Bolonia, Italia, ciudad en la que pasó los últimos veinte años de su vida y en donde “se ocupó tan solo, en su fecunda tristeza, en escribir y traducir algunos libros”4 . Ahí rehízo –de memoria y asombrando a todos- la Historia de la Compañía de Jesús en forma de compendio, cuyo manuscrito había quedado en México.  
+
Se estableció en Bolonia, Italia, ciudad en la que pasó los últimos veinte años de su vida y en donde “se ocupó tan solo, en su fecunda tristeza, en escribir y traducir algunos libros”<ref>Alva Rodríguez, p. 285.</ref>. Ahí rehízo –de memoria y asombrando a todos- la Historia de la [[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús) | Compañía de Jesús]] en forma de compendio, cuyo manuscrito había quedado en México.  
Además escribió Instituciones teológicas, compuesta por 18 libros y dividida en 7 volúmenes, por lo que constituye la obra a la que le dedicó más tiempo. “En líneas generales, (…) es una obra de carácter enciclopédico –escrita en un latín sencillo y elegante- que pretende abarcar toda la teología (…) Es un trabajo de gran erudición en el que se exponen importantes temas de la teología, añadiendo las nuevas aportaciones de la teología positiva, con más protagonismo de los Padres de la Iglesia y de la Sagrada Escritura. La obra se ocupa también de las controversias filosóficas modernas y procura alcanzar soluciones. Precisamente, el conocimiento que muestra de los filósofos recientes (…) le otorga cierta originalidad y supone un intento de diálogo con los problemas planteados por la cultura de su tiempo”5 .
+
Además escribió Instituciones teológicas, compuesta por 18 libros y dividida en 7 volúmenes, por lo que constituye la obra a la que le dedicó más tiempo. “En líneas generales, (…) es una obra de carácter enciclopédico –escrita en un latín sencillo y elegante- que pretende abarcar toda la teología (…) Es un trabajo de gran erudición en el que se exponen importantes temas de la teología, añadiendo las nuevas aportaciones de la teología positiva, con más protagonismo de los Padres de la Iglesia y de la Sagrada Escritura. La obra se ocupa también de las controversias filosóficas modernas y procura alcanzar soluciones. Precisamente, el conocimiento que muestra de los filósofos recientes (…) le otorga cierta originalidad y supone un intento de diálogo con los problemas planteados por la cultura de su tiempo”<ref>Kerson, p. 312</ref>.
 
Tanto en esta obra como en la Historia de la Compañía se opone abiertamente al comercio de esclavos negros. Al respecto señala Kerson: “(…) la compasión que Alegre muestra hacia los negros en su Historia, y la pasión con la que condena el comercio de esclavos negros en sus Instituciones teológicas lo identifica con las grandes figuras opositoras a la esclavitud de la Ilustración, como Montesquieu, Voltaire, Diderot y Raynal”.
 
Tanto en esta obra como en la Historia de la Compañía se opone abiertamente al comercio de esclavos negros. Al respecto señala Kerson: “(…) la compasión que Alegre muestra hacia los negros en su Historia, y la pasión con la que condena el comercio de esclavos negros en sus Instituciones teológicas lo identifica con las grandes figuras opositoras a la esclavitud de la Ilustración, como Montesquieu, Voltaire, Diderot y Raynal”.
  
 
Igualmente, aprovechando el conocimiento que tenía de varios idiomas, se dio a la tarea de traducir algunos libros como los primeros tres cantos del Arte poético de Boileau, y la Ilíada, la cual fue publicada por primera vez y de manera incompleta en Forli en 1773; más tarde y ya concluida la traducción del poema completo, fue impresa en Bolonia en 1776 junto con el poema Alexandrias.  
 
Igualmente, aprovechando el conocimiento que tenía de varios idiomas, se dio a la tarea de traducir algunos libros como los primeros tres cantos del Arte poético de Boileau, y la Ilíada, la cual fue publicada por primera vez y de manera incompleta en Forli en 1773; más tarde y ya concluida la traducción del poema completo, fue impresa en Bolonia en 1776 junto con el poema Alexandrias.  
  
Fue el último cronista general de la Compañía de Jesús durante la colonia y una figura destacada del humanismo mexicano del siglo XVIII. Sufrió dos ataques de apoplejía antes de su muerte, la cual aconteció a causa de un tercer ataque el 16 de agosto de 1788 en un pueblo inmediato a Bolonia, Italia, a la edad de 58 años. Al día siguiente fue trasladado a Bolonia y sepultado en la iglesia de San Blas.
+
Fue el último cronista general de la [[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús) | Compañía de Jesús]] durante la colonia y una figura destacada del humanismo mexicano del siglo XVIII. Sufrió dos ataques de apoplejía antes de su muerte, la cual aconteció a causa de un tercer ataque el 16 de agosto de 1788 en un pueblo inmediato a Bolonia, Italia, a la edad de 58 años. Al día siguiente fue trasladado a Bolonia y sepultado en la iglesia de San Blas.
  
Obras: Alexandriados; Historia de la Compañía de Jesús en Nueva España; Instituciones teológicas; Arte retórico; Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. Francisco Javier Alegre.
+
Obras: Alexandriados; Historia de la [[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús) | Compañía de Jesús]] en Nueva España; Instituciones teológicas; Arte retórico; Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. [[ALEGRE,_Francisco_Javier | Francisco Javier Alegre]].
  
Reproducido por Joaquín García Icazbalceta en los preliminares de Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. Francisco Javier Alegre, pp. XXXV-XXXVII.
+
Reproducido por [[GARCÍA_ICAZBALCETA,_Joaquín | Joaquín García Icazbalceta]] en los preliminares de Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. [[ALEGRE,_Francisco_Javier | Francisco Javier Alegre]], pp. XXXV-XXXVII.
  
  1.González, p. XIX.
+
==Notas==
  2.Kerson, p. 308.
 
  3.González, p. XXI.
 
  4.Alva Rodríguez, p. 285.
 
  5.Kerson, p. 312
 
  
 +
<references/>
 +
 +
==Bibliografía==
 +
 +
“Vida del autor”, en Alegre, Francisco Javier. Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. [[ALEGRE,_Francisco_Javier | Francisco Javier Alegre]]. Imprenta de Francisco Díaz de León, México, 1889, pp. XX-XXXVII.
 +
 +
Alva Rodríguez, Inmaculada. “[[ALEGRE,_Francisco_Javier | Francisco Javier Alegre]] (1729-1788): una aproximación a su obra teológica”, en Anuario de Estudios Americanos, vol. 68, núm. 1 (enero-junio 2011), Sevilla, España, pp. 283-314.
  
== Notas y referencias ==
+
González de Cossío, Francisco. Crónicas de la [[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús) | Compañía de Jesús]] en [[NUEVA_ESPAÑA;_Virreinato_de_la | la Nueva España]]. Biblioteca del Estudiante Universitario UNAM, México, 1979.
  
<references/>
+
Kerson, Arnold. “[[ALEGRE,_Francisco_Javier | Francisco Javier Alegre]], humanista mexicano del siglo XVIII, y la esclavitud”, en Dadson, Trevor (ed.). Actas del XII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, Vol. VI Estudios Hispanoamericanos I. Universidad de Birmingham, 1998, pp. 308-313.
  
==BIBLIOGRAFÍA==
+
'''SIGRID MARÍA LOUVIER NAVA'''
  
  
“Vida del autor”, en Alegre, Francisco Javier. Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. Francisco Javier Alegre. Imprenta de Francisco Díaz de León, México, 1889, pp. XX-XXXVII.
 
Alva Rodríguez, Inmaculada. “Francisco Javier Alegre (1729-1788): una aproximación a su obra teológica”, en Anuario de Estudios Americanos, vol. 68, núm. 1 (enero-junio 2011), Sevilla, España, pp. 283-314.
 
González de Cossío, Francisco. Crónicas de la Compañía de Jesús en la Nueva España. Biblioteca del Estudiante Universitario UNAM, México, 1979.
 
Kerson, Arnold. “Francisco Javier Alegre, humanista mexicano del siglo XVIII, y la esclavitud”, en Dadson, Trevor (ed.). Actas del XII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, Vol. VI Estudios Hispanoamericanos I. Universidad de Birmingham, 1998, pp. 308-313.
 
  
SIGRID MARÍA LOUVIER NAVA
+
<relatedtags>
 +
[[CUBA;_¿un_fósil_prehistórico?| CUBA; ¿un fósil prehistórico?]]
 +
 +
[[EVANGELIZACIÓN_DE_AMÉRICA;_contribución_de_los_jesuitas| EVANGELIZACIÓN DE AMÉRICA; contribución de los jesuitas]]
 +
 +
[[GARCÍA_ICAZBALCETA,_Joaquín| GARCÍA ICAZBALCETA, Joaquín]]
 +
 +
[[NUEVA_ESPAÑA;_Virreinato_de_la| NUEVA ESPAÑA; Virreinato de la]]
 +
 +
[[PUEBLA_DE_LOS_ÁNGELES;_Ciudad| PUEBLA DE LOS ÁNGELES; Ciudad]]
 +
 +
[[JESUITAS_(Compañia_de_Jesús)| JESUITAS (Compañia de Jesús)]]
 +
 +
[[YUCATÁN_EN_EL_TIEMPO._Enciclopedia| YUCATÁN EN EL TIEMPO. Enciclopedia]]
 +
</relatedtags>

Revisión actual del 12:32 22 feb 2017

(Veracruz, 1729; Bolonia, 1788).Sacerdote jesuita. Historiador


Nació en el puerto de Veracruz el 12 de noviembre de 1729. Sus padres fueron Juan Alegre e Ignacia Capetillo quienes procuraron cultivar en sus hijos el amor por las letras. De hecho José Alegre, hermano de Francisco Javier, tomó el hábito franciscano y llegó a gobernar la Provincia. Por su parte, Francisco Javier estudió los primeros años en una escuela pública, y cuando tenía doce años de edad fue enviado a Puebla de los Ángeles para estudiar filosofía en el Real Seminario de San Ignacio. Posteriormente se mudó a la ciudad de México para estudiar derecho, sin embargo, decidió regresar a la ciudad de Puebla para estudiar teología. Antes de cumplir los dieciocho años ingresó a la Compañía de Jesús el 19 de marzo de 1747. Aprendió hebreo, griego, latín, francés, italiano, náhuatl e inglés; más tarde estudió derecho y matemáticas, asignaturas de las que posteriormente llegó a ser profesor.

La nota biográfica que precede su obra Instituciones Teológicas, publicada póstumamente en 1791, ofrece una descripción del padre Alegre: “Dotado por la naturaleza de excelente índole, y educado con grande esmero por sus padres, se atraía a todos por sus limpias costumbres, su trato suave, su exterior modesto, y la copiosísima erudición que descubría cuando se le daba ocasión (…) En lo tocante a letras humanas, fue de ingenio vivo, claro, penetrante y propio para toda clase de ciencias, como lo acreditan sus obras (…) Fue Alegre, en fin, de estatura regular, envuelto en carnes, de nariz delgada y corva, aguileño de rostro, con gravedad amable, y tan bien conformado en todo, que no se le advertía defecto”[1].

Por motivos de salud, la cual había visto comprometida “por tan excesivos estudios”[2], pasó una temporada en Veracruz. Ya recuperado regresó a la Ciudad de México para presentar su examen de teología –el cual aprobó con brillantes resultados-, ordenarse sacerdote y profesar los cuatro votos el 15 de agosto de 1763 en el Seminario de San Ildefonso. Hay quien señala que profesó los cuatro votos después, en La Habana; sin embargo, las fechas de su profesión no coinciden con su estadía en esa ciudad.

En efecto, había sido enviado a La Habana, Cuba, nuevamente en por motivos de salud. Permaneció en esta ciudad durante más de siete años donde enseñó retórica y filosofía; ahí conoció al jesuita José Alaña quien le ayudó a perfeccionar su conocimiento sobre la lengua griega. Después regresó a México y fue comisionado en Mérida, Yucatán, para la enseñanza de derecho canónico y pontificio; no obstante, fue poco el tiempo que permaneció en esta ciudad debido a que le fue encargada la redacción de la Historia de la Compañía de Jesús en la Nueva España para que sirviese de continuación a las escritas por Andrés Pérez de Rivas a mediados del siglo XVII, y por Francisco Florencia en 1694. Tardó tres años en escribir la Historia, comprendida en dos volúmenes. Esta obra resultó ser de gran importancia en la historiografía novohispana, pues “aunque la historia de Alegre es fundamentalmente eclesiástica, y dentro de ese campo, limitada a las actividades de los jesuitas, por su riqueza de documentación y por sus constantes referencias a los asuntos públicos y a la vida y costumbres del país, se le reconoce como una de las mejores aportaciones a la historia nacional”[3].

Sin embargo, cuando estaba por entrar a prensa aconteció la expulsión de la Compañía de Jesús por órdenes de Carlos III, la cual impidió la impresión de su obra. Al mismo tiempo, esta orden de destierro le sorprendió durante sus funciones como prefecto de letras humanas en el Seminario de San Ildefonso en la misma ciudad de México. Fue enviado a su natal Veracruz para salir al exilio el 25 de octubre de 1767, a bordo de la fragata La Dorada, junto con 29 jesuitas más entre los que se encontraban Francisco Cevallos, José Andonaegui, Andrés de Lucena y José Iturriaga.

Se estableció en Bolonia, Italia, ciudad en la que pasó los últimos veinte años de su vida y en donde “se ocupó tan solo, en su fecunda tristeza, en escribir y traducir algunos libros”[4]. Ahí rehízo –de memoria y asombrando a todos- la Historia de la Compañía de Jesús en forma de compendio, cuyo manuscrito había quedado en México. Además escribió Instituciones teológicas, compuesta por 18 libros y dividida en 7 volúmenes, por lo que constituye la obra a la que le dedicó más tiempo. “En líneas generales, (…) es una obra de carácter enciclopédico –escrita en un latín sencillo y elegante- que pretende abarcar toda la teología (…) Es un trabajo de gran erudición en el que se exponen importantes temas de la teología, añadiendo las nuevas aportaciones de la teología positiva, con más protagonismo de los Padres de la Iglesia y de la Sagrada Escritura. La obra se ocupa también de las controversias filosóficas modernas y procura alcanzar soluciones. Precisamente, el conocimiento que muestra de los filósofos recientes (…) le otorga cierta originalidad y supone un intento de diálogo con los problemas planteados por la cultura de su tiempo”[5]. Tanto en esta obra como en la Historia de la Compañía se opone abiertamente al comercio de esclavos negros. Al respecto señala Kerson: “(…) la compasión que Alegre muestra hacia los negros en su Historia, y la pasión con la que condena el comercio de esclavos negros en sus Instituciones teológicas lo identifica con las grandes figuras opositoras a la esclavitud de la Ilustración, como Montesquieu, Voltaire, Diderot y Raynal”.

Igualmente, aprovechando el conocimiento que tenía de varios idiomas, se dio a la tarea de traducir algunos libros como los primeros tres cantos del Arte poético de Boileau, y la Ilíada, la cual fue publicada por primera vez y de manera incompleta en Forli en 1773; más tarde y ya concluida la traducción del poema completo, fue impresa en Bolonia en 1776 junto con el poema Alexandrias.

Fue el último cronista general de la Compañía de Jesús durante la colonia y una figura destacada del humanismo mexicano del siglo XVIII. Sufrió dos ataques de apoplejía antes de su muerte, la cual aconteció a causa de un tercer ataque el 16 de agosto de 1788 en un pueblo inmediato a Bolonia, Italia, a la edad de 58 años. Al día siguiente fue trasladado a Bolonia y sepultado en la iglesia de San Blas.

Obras: Alexandriados; Historia de la Compañía de Jesús en Nueva España; Instituciones teológicas; Arte retórico; Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. Francisco Javier Alegre.

Reproducido por Joaquín García Icazbalceta en los preliminares de Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. Francisco Javier Alegre, pp. XXXV-XXXVII.

Notas

  1. González, p. XIX.
  2. Kerson, p. 308.
  3. González, p. XXI.
  4. Alva Rodríguez, p. 285.
  5. Kerson, p. 312

Bibliografía

“Vida del autor”, en Alegre, Francisco Javier. Opúsculos inéditos latinos y castellanos del P. Francisco Javier Alegre. Imprenta de Francisco Díaz de León, México, 1889, pp. XX-XXXVII.

Alva Rodríguez, Inmaculada. “ Francisco Javier Alegre (1729-1788): una aproximación a su obra teológica”, en Anuario de Estudios Americanos, vol. 68, núm. 1 (enero-junio 2011), Sevilla, España, pp. 283-314.

González de Cossío, Francisco. Crónicas de la Compañía de Jesús en la Nueva España. Biblioteca del Estudiante Universitario UNAM, México, 1979.

Kerson, Arnold. “ Francisco Javier Alegre, humanista mexicano del siglo XVIII, y la esclavitud”, en Dadson, Trevor (ed.). Actas del XII Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas, Vol. VI Estudios Hispanoamericanos I. Universidad de Birmingham, 1998, pp. 308-313.

SIGRID MARÍA LOUVIER NAVA