BARDECI DE AGUINACO, Pedro

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 20:28 16 ene 2015 de MGARCIA (discusión | contribuciones) (Protegió «BARDECI DE AGUINACO, Pedro»: Página muy visitada ([edit=sysop] (indefinido) [move=sysop] (indefinido)) [en cascada])
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

BARDECI DE AGUINACO, Pedro (Orduña, 1641; Santiago, 1700) Religioso franciscano.

Pedro Bardeci de Aguinaco nació en Orduña (Vizcaya), España; hijo de Francisco y Casilda. Su padre era abogado y tuvo cinco hermanos. Su familia era cristiana y de regular situación económica. Los habitantes de Orduña eran devotos de Nuestra Señora de la Antigua. Recibieron gran influencia religiosa del convento franciscano de la ciudad. En 1661 viajó a México junto a sus hermanos Francisco y José, dedicándose en ese país al comercio, pero renunció a este oficio al tener que enfrentar la usura que iba contra su conciencia. Entonces su nuevo trabajo consistió en ser escribano de un barco por un tiempo, debiendo desechar el puesto antes que escribir una mentira y traicionar sus principios cristianos. Emigró a Lima, Perú, donde se encontraban sus hermanos que navegaban constantemente.

Hacia 1668 encontramos a Pedro en Potosí, Alto Perú, dedicándose a examinar metales, escribiendo posteriormente un pequeño estudio sobre la utilidad de la plata. Sobresaliendo por su conducta, es contratado por Francisco Esquivel, dueño de la mina, para educar a sus hijos. En 1675 llega a Chile para encontrarse con su hermano Francisco y el 29 de agosto hizo la renuncia de sus bienes en favor de este hermano. El 8 de septiembre del mismo año ingresó al noviciado franciscano de la Provincia de la Santísima Trinidad de Chile en la Recoleta franciscana, ubicada en el barrio de la Chimba, tomando el nombre de Pedro de la Natividad.

Su opción fue ser hermano lego, destacándose por su humildad y caridad. Ejerció el oficio de limosnero y manifestó una gran devoción a la Virgen María, a quien atribuía su vocación e incorporación a la Orden Franciscana. Era reconocido su apostolado que realizó entre las familias de Santiago y el amor a los pobres. Se caracterizó por ser un religioso obediente. En el período final de su vida debió vivir la división en dos bandos de los religiosos de Chile con motivo de la elección de un Ministro provincial.

Siguiendo su conciencia él reconoció al superior legítimo. Debido a este hecho tuvo que trasladarse al convento de San Francisco que estaba bajo la advocación de Nuestra Señora del Socorro. Fray Pedro falleció el 12 de septiembre del año 1700 en la enfermería del convento. Su fama de santidad se extiende hasta nuestros días. Su Proceso de canonización ha sido ya introducido en Santiago de Chile el 22 de mayo de 1754; la validez del Proceso diocesano fue reconocida el 27 de marzo de 1912 y la Causa fue retomada en Roma de nuevo en 1990 (Prot. 100, Arch. Causas de los Santos: C 43).

Bibliografía

  • DE LA CÁMARA DE SALEGAREN, Jesús José, Vida Ejemplar y Maravillosa del Venerable Fray Pedro De Bardeci y De Aguinaco, Franciscano, Santiago de Chile, 1973.
  • CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE, Cristianos Ejemplares en Chile, Santiago de Chile, 2000.
  • ROVEGNO SUÁREZ, Juan, Fray Pedro de Bardeci Siervo de Dios, Santiago de Chile, 2003.
  • BARRERA YÁÑEZ, Marina de la, Fray Pedro de Bardeci el Poverello de Santiago: Ayer y Hoy, Serie Fray Pedro de Bardeci 2, 2005.
  • ORREGO GONZÁLEZ, Francisco, Muerte, Santidad y Representación, Serie Fray Pedro de Bardeci 3, Santiago 2006.


JUAN ROVEGNO SUÁREZ