Diferencia entre revisiones de «CAGLIERO, Giovanni»

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
 
Línea 7: Línea 7:
 
Dada su marcada afección por la música, Don Bosco hizo que frecuentara la Escuela de Armonía del Profesor Cerutti. Pudo, de este modo componer música sagrada y recreativa, que el mismo Don Bosco consideraba un valioso instrumento de educación en sus Institutos. Entre otras son célebres sus composiciones: ''“Lo spazzacamino”''<ref>''“El desollinador”''. Esta primera obra fue compuesta para el joven Santiago Costamagna, a quien Cagliero había iniciado en el camino de la música.</ref>, ''“Il figlio dell’esule”''<ref>''“El hijo del inmigrante”'',</ref>, ''“L’orfanello”''<ref>''“El huérfano”'',</ref>, ''“Il Marinaro”''<ref>''“El Marinero”'',</ref>, etc.  
 
Dada su marcada afección por la música, Don Bosco hizo que frecuentara la Escuela de Armonía del Profesor Cerutti. Pudo, de este modo componer música sagrada y recreativa, que el mismo Don Bosco consideraba un valioso instrumento de educación en sus Institutos. Entre otras son célebres sus composiciones: ''“Lo spazzacamino”''<ref>''“El desollinador”''. Esta primera obra fue compuesta para el joven Santiago Costamagna, a quien Cagliero había iniciado en el camino de la música.</ref>, ''“Il figlio dell’esule”''<ref>''“El hijo del inmigrante”'',</ref>, ''“L’orfanello”''<ref>''“El huérfano”'',</ref>, ''“Il Marinaro”''<ref>''“El Marinero”'',</ref>, etc.  
 
   
 
   
Su primera composición musical sagrada fue una ''“Misa fúnebre”'' a tres voces viriles, que quiso dirigir su mismo Profesor; continuó con la Antífona ''“Sancta Maria succurre miseris”'', estrenada por tres coros diversos con motivo de la Consagración del  Santuario de María Auxiliadora (Valdocco, Turín, 1868)<ref>El grandioso templo fue consagrado el 9 de Junio de 1868. Cuando el Arzobispo subió al Altar para la Primera [[EUCARISTÍA;_distribución_a_los_indios | Eucaristía]] se encontraban 1.200 jóvenes apiñados. Don Bosco miró a su alrededor y exclamó: ''“Cada ladrillo de esta Iglesia es una gracia de la Virgen”''. (LEMOYNE G.B., AMADEI A., CERIA E., ''Memorie Biografiche di Don Giovanni Bosco'', San Benigno e Torino, 1898-1948, 19 vol., XVIII, 338-339, 201).</ref>;entre los cantores en aquella ocasión se encontraba un promisorio Tenor, llamado Francesco Tamagno,<ref>Nació en Turín (República Italiana), el 28 de diciembre de 1850.  Resultó un gran tenor italiano que desarrolló su carrera con notable éxito en Europa y en América, en modo particular en los últimos años del siglo XIX. Tuvo un resonante éxito a partir de su participación en la Ópera Otelo (1887), cuyo autor es Giuseppe Verdi. Su voz se conserva documentada en registros sonoros. Desarrolló su carrera en veintiséis países diversos. Falleció en la ciudad de Varese (Italia) el 31 de agosto de 1905.</ref>que Don Juan Cagliero había descubierto en un barrio popular de la ciudad de Turín.
+
Su primera composición musical sagrada fue una ''“Misa fúnebre”'' a tres voces viriles, que quiso dirigir su mismo Profesor; continuó con la Antífona ''“Sancta Maria succurre miseris”'', estrenada por tres coros diversos con motivo de la Consagración del  Santuario de María Auxiliadora (Valdocco, Turín, 1868)<ref>El grandioso templo fue consagrado el 9 de Junio de 1868. Cuando el Arzobispo subió al Altar para la Primera [[EUCARISTÍA;_distribución_a_los_indios | Eucaristía]] se encontraban 1.200 jóvenes apiñados. Don Bosco miró a su alrededor y exclamó: ''“Cada ladrillo de esta Iglesia es una gracia de la Virgen”''. (LEMOYNE G.B., AMADEI A., CERIA E., ''Memorie Biografiche di Don Giovanni Bosco'', San Benigno e Torino, 1898-1948, 19 vol., XVIII, 338-339, 201).</ref>.
 +
 
 +
Entre los cantores en aquella ocasión se encontraba un promisorio Tenor, llamado Francesco Tamagno,<ref>Nació en Turín (República Italiana), el 28 de diciembre de 1850.  Resultó un gran tenor italiano que desarrolló su carrera con notable éxito en Europa y en América, en modo particular en los últimos años del siglo XIX. Tuvo un resonante éxito a partir de su participación en la Ópera Otelo (1887), cuyo autor es Giuseppe Verdi. Su voz se conserva documentada en registros sonoros. Desarrolló su carrera en veintiséis países diversos. Falleció en la ciudad de Varese (Italia) el 31 de agosto de 1905.</ref>que Don Juan Cagliero había descubierto en un barrio popular de la ciudad de Turín.
  
 
Compuso otras tres Misas, un ''Te Deum'',<ref>Es un canto cristiano por excelencia, dirigido a Dios para agradecer por los beneficios recibidos. Viene atribuido a San Cipriano de Cartago (210c-258) y su música fue compuesta por diversos autores, desde Palestrina a Mozart y hasta por Giuseppe Verdi. Curiosamente aparece al final del primer acto de la Tosca de Puccini e incluso en la columna sonora del film: ''“El jorobado de Notre Dame”''.</ref>dos colecciones de ''“Tantum ergo”'',<ref>Es un himno litúrgico compuesto por Santo Tomás de Aquino (1225-1274) en el año 1264. El Papa Urbano IV (1195-1264) le pidió una composición para celebrar la institución de la Solemnidad del Corpus Christi. De igual modo el Santo Padre le pidió que compusiera el Oficio Litúrgico propio. Esta composición es parte del himno ''“Pange Lingua”'', del cual son sus dos últimas estrofas. Santo Tomás manifiesta cómo sólo a través de la luz de la fe, todos nuestros sentidos se pueden postrar ante el misterio Eucarístico.</ref>una colección de «Motetes»,<ref>El motete es una de las formas musicales más importantes de la música polifónica desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII, aunque posteriormente se siguieron componiendo, si bien en menor medida y de un modo independiente. En los siglos XIII y XIV, el motete constaba de una serie de variaciones polifónicas sobre un Canto dado o (también conocido como ''“Cantus Firmus”''). Este ''“cantus firmus”'' solía ser una melodía ya existente, de origen generalmente litúrgico, y sobre el que se basaba la composición polifónica. Sobre este cantus firmus, de línea melódica amplia y severa, se contraponía una nueva melodía con otro texto, más amplia y variada, que se conocía con el nombre de ''“tropo”''. Entre los motetes compuestos por Cagliero se destaca uno: ''“Quasi arcus”'', interpretado a cuatro voces.</ref>y las conocidas ''“Nove Pastorali per organo”''.<ref>''“Nueve Pastorales para órgano”''.</ref>Entre sus contemporáneos es importante el destacar los juicios de prominentes músicos: Giuseppe Verdi reconoció en el joven compositor gran fantasía y potencia creativa. Lorenzo Perosi<ref>Nacido en la ciudad de Tortona, en el 1872 fue un notable músico italiano. Prolífico compositor de música sacra reconocido, sobre todo por sus Oratorios, sus Misas polifónicas y sus motetes. Falleció en Roma en el año 1956.</ref>lo admiraba por su inspiración religiosa de la música.  
 
Compuso otras tres Misas, un ''Te Deum'',<ref>Es un canto cristiano por excelencia, dirigido a Dios para agradecer por los beneficios recibidos. Viene atribuido a San Cipriano de Cartago (210c-258) y su música fue compuesta por diversos autores, desde Palestrina a Mozart y hasta por Giuseppe Verdi. Curiosamente aparece al final del primer acto de la Tosca de Puccini e incluso en la columna sonora del film: ''“El jorobado de Notre Dame”''.</ref>dos colecciones de ''“Tantum ergo”'',<ref>Es un himno litúrgico compuesto por Santo Tomás de Aquino (1225-1274) en el año 1264. El Papa Urbano IV (1195-1264) le pidió una composición para celebrar la institución de la Solemnidad del Corpus Christi. De igual modo el Santo Padre le pidió que compusiera el Oficio Litúrgico propio. Esta composición es parte del himno ''“Pange Lingua”'', del cual son sus dos últimas estrofas. Santo Tomás manifiesta cómo sólo a través de la luz de la fe, todos nuestros sentidos se pueden postrar ante el misterio Eucarístico.</ref>una colección de «Motetes»,<ref>El motete es una de las formas musicales más importantes de la música polifónica desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII, aunque posteriormente se siguieron componiendo, si bien en menor medida y de un modo independiente. En los siglos XIII y XIV, el motete constaba de una serie de variaciones polifónicas sobre un Canto dado o (también conocido como ''“Cantus Firmus”''). Este ''“cantus firmus”'' solía ser una melodía ya existente, de origen generalmente litúrgico, y sobre el que se basaba la composición polifónica. Sobre este cantus firmus, de línea melódica amplia y severa, se contraponía una nueva melodía con otro texto, más amplia y variada, que se conocía con el nombre de ''“tropo”''. Entre los motetes compuestos por Cagliero se destaca uno: ''“Quasi arcus”'', interpretado a cuatro voces.</ref>y las conocidas ''“Nove Pastorali per organo”''.<ref>''“Nueve Pastorales para órgano”''.</ref>Entre sus contemporáneos es importante el destacar los juicios de prominentes músicos: Giuseppe Verdi reconoció en el joven compositor gran fantasía y potencia creativa. Lorenzo Perosi<ref>Nacido en la ciudad de Tortona, en el 1872 fue un notable músico italiano. Prolífico compositor de música sacra reconocido, sobre todo por sus Oratorios, sus Misas polifónicas y sus motetes. Falleció en Roma en el año 1956.</ref>lo admiraba por su inspiración religiosa de la música.  

Revisión actual del 09:36 15 jun 2018

(Castelnuovo d’Asti, 1838; Roma, 1926) Religioso Salesiano, Cardenal

El 2 de noviembre de 1851 fue llevado desde su pueblo natal, por el mismo Don Bosco al Oratorio de Valdocco para ser parte de la naciente Obra Salesiana,[1]que allí se estaba gestando. Giovanni, que en ese entonces contaba con trece años de edad, anhelaba estudiar y llegar a ser sacerdote.

Fue uno de los cuatro jóvenes que en el año 1854 quiso adherirse a la idea de su coterráneo padre y mentor,[2]para formar la Sociedad Salesiana con el anhelo de dedicarse a la formación y al servicio de los jóvenes. Luego de haber recibido el hábito clerical, de manos del mismo Don Bosco y habiendo frecuentado y completado los estudios de Filosofa y Teología en el Seminario de Turín, en calidad de Alumno Externo, en el año 1862, luego de haber hecho su profesión como Salesiano, fue ordenado Sacerdote y nombrado Director Espiritual del Oratorio de Valdocco (Turín, Provincia homónima).

Dada su marcada afección por la música, Don Bosco hizo que frecuentara la Escuela de Armonía del Profesor Cerutti. Pudo, de este modo componer música sagrada y recreativa, que el mismo Don Bosco consideraba un valioso instrumento de educación en sus Institutos. Entre otras son célebres sus composiciones: “Lo spazzacamino”[3], “Il figlio dell’esule”[4], “L’orfanello”[5], “Il Marinaro”[6], etc.

Su primera composición musical sagrada fue una “Misa fúnebre” a tres voces viriles, que quiso dirigir su mismo Profesor; continuó con la Antífona “Sancta Maria succurre miseris”, estrenada por tres coros diversos con motivo de la Consagración del Santuario de María Auxiliadora (Valdocco, Turín, 1868)[7].

Entre los cantores en aquella ocasión se encontraba un promisorio Tenor, llamado Francesco Tamagno,[8]que Don Juan Cagliero había descubierto en un barrio popular de la ciudad de Turín.

Compuso otras tres Misas, un Te Deum,[9]dos colecciones de “Tantum ergo”,[10]una colección de «Motetes»,[11]y las conocidas “Nove Pastorali per organo”.[12]Entre sus contemporáneos es importante el destacar los juicios de prominentes músicos: Giuseppe Verdi reconoció en el joven compositor gran fantasía y potencia creativa. Lorenzo Perosi[13]lo admiraba por su inspiración religiosa de la música.

Luego de la proclamación del «Motu proprio»[14]de San Pio X[15]sobre la Música sagrada,[16]Cagliero procuró adecuarse a las nuevas normativas eliminando la excesiva fastuosidad y el uso de instrumentos de viento. En 1873 concluyó su Doctorado en Ciencias Teológicas en la Universidad de Turín.

En el año 1874 Don Bosco lo eligió para desempeñarse como Director Espiritual del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, nacido en la localidad de Mornese dos años atrás.[17]Pero Dios le reservaba otros horizontes en el campo de las Misiones católicas.

Hacia finales del año 1854, habiéndose enfermado gravemente por los excesos cometidos en el cuidado a los enfermos de cólera, mientras se temía por su vida[18]Don Bosco, iluminado por sendas visiones preconizó que el jovencito llegaría a ser un Obispo misionero. De hecho hacia fines del 1875 lo enviaba hacia la Argentina,[19]a cargo de la Primera Expedición Misionera de la Congregación.

La primera finalidad expuesta era la de hacerse cargo de la numerosa colectividad italiana residente en aquel lejano país, pero el Santo Turinés aspiraba a llegarse hasta las regiones desérticas de La Pampa, la Patagonia y la Tierra del Fuego, donde habitaban tribus salvajes.

De los diez integrantes, tres permanecieron en Buenos Aires,[20]y los otros siete partieron hacia la ciudad de San Nicolás de los Arroyos,[21], para hacerse cargo de un Colegio que la población de aquel lugar había levantado con gran entusiasmo.[22]En el 1876, con la llegada de la Segunda Expedición Misionera Salesiana,[23]Don Cagliero dio inicio a la Escuela de Artes y Oficios en el periférico barrio de Almagro (Ciudad de Buenos Aires),[24]y el Colegio de Villa Colón,[25](República Oriental del Uruguay).

Pero el año siguiente, Don Bosco, que lo había señalado como “un hombre providencial” lo llamó a Turín y lo designó Director Espiritual de la Congregación, responsabilidad que ocupó hasta el mes de noviembre de 1884, cuando el Santo Padre León XIII[26]lo designó Obispo Titular de Mágida,[27]y le confió el Vicariato Apostólico de la Patagonia Septentrional y Central, erigido canónicamente el año anterior. Luego de su consagración episcopal partió nuevamente hacia América,[28]donde era fervientemente esperado, en cuanto como afirmó Monseñor Vera, Vicario Apostólico de Montevideo, “había sabido conquistar la voluntad de los americanos”.

Superadas las primeras dificultades interpuestas por el Gobierno Argentino,[29]pudo establecerse en la Ciudad de Carmen de Patagones (Provincia de Buenos Aires) y continuar la obra emprendida por Don Santiago Costamagna,[30]Don José Fagnano,[31]y Don Domingo Milanesio,[32]quienes ya habían avistado y establecido buenos tratos con las primeras tribus aborígenes.[33]Con gran abnegación comenzó a explorar la Tierra del Fuego, junto a Don Fagnano, tomando contacto por primera vez con las tribus Onas,[34].Yaganes,[35]y Alacufes.[36]

Durante el año 1887 inició la difícil travesía de pasar hacia Chile a través de la Cordillera de los Andes, para inaugurar la nueva Casa Salesiana en Concepción.[37]El manso caballo que llevaba a Mons. Cagliero se encabritó y al caer del animal enfurecido, se quebró dos costillas, agradeciendo a Dios no haber caído en un cercano precipicio que ciertamente le habría causado la muerte. En el mes de diciembre del 1887 regresaba a Turín para asistir a Don Bosco en sus últimos días de su vida terrena.[38]

A su retorno desde Europa, prosiguió con sus proyectos y fundaciones. Llegado a Viedma y viendo la necesidad de la gente más pobre, en especial los aborígenes que rondaban por la ciudad, fundó el «Hospital San José», el primero de su género en toda la Patagonia, y lo confió a las Hijas de María Auxiliadora.[39]En el mes de julio de 1890 visitó los Colegios Salesianos de Nitereoi,[40]y San Pablo, en la República Federativa de Brasil.

Durante del año 1894 abrió la Misión de «La Candelaria»,[41]cercana a la ciudad de Usuahia,[42]en el extremo sur del Continente americano y varios Centros de Misión en la Provincia del Chubut, entre los Tehuelches.[43]En el año 1898 evangelizó la Provincia de La Pampa[44].

Con todo, en su camino apostólico no faltaron los obstáculos y dificultades: durante el 1899 una extraordinaria inundación del Río Negro,[45]destruyó las ciudades de Viedma,[46]General Roca,[47]Gaiman,[48]y Rawson,[49]y arruinó gravemente otros centros de Misión, que debieron ser fatigosamente reconstruidos. Durante el año 1902 junto con Don Domingo Milanesio,[50]visitó la Provincia de Neuquén,[51]localidad ubicada en las faldas de la Cordillera de los Andes.

En el año 1904, la Patagonia, ya en buena parte civilizada, vino dividida en siete Vicarias Foráneas,[52]agregadas a las Diócesis de Buenos Aires,[53]La Plata,[54]y San Juan de Cuyo.[55]El Santo Padre Pío X,[56]mientras tanto nombró a Monseñor Cagliero, Arzobispo titular de Sebaste.[57]

Monseñor Cagliero retorna definitivamente al Viejo Continente, dejando tras de sí un recuerdo imborrable y deseando poder volver a su amada Patagonia, pero otras delicadas responsabilidades lo esperaban. Efectivamente el Santo Padre le encargó una primer visita apostólica a las Diócesis italianas de Bobbio,[58]Piacenza,[59]y Tortona;[60]concluidas estas tres visitas y al presentar su informe al Santo Padre, le fue asignada una nueva misión: la visita a otras tres Diócesis: Albenga,[61]Ventimiglia,[62]y Savona.[63]

Concluida esta tarea, en el año 1908, lo destinó como Ministro Plenipotenciario ante el Gobierno de Costa Rica,[64]y Delegado Apostólico para las otras cuatro Naciones que conformaban la América Central.[65]


Fue recibido triunfalmente en la República de Costa Rica, y en el año 1909 realizó una primera visita a la República de Nicaragua.[66]En esta República estalló la guerra y posteriormente la revolución que hizo caer el gobierno y el partido conservador del General Estrada; luego de un largo período de dictadura y con las nuevas Autoridades viene emanada una nueva Constitución, concordada con el Delegado Apostólico. Posteriormente dicha Nación fue consagrada al Sagrado Corazón de Jesús.

En el año 1912 viene permitido el ingreso a la Congregación Salesiana, a las Hijas de María Auxiliadora, a los Hermanos de las Escuelas Cristianas,[67]y a las Hermanas del Buen Pastor .[68]En el mismo año logró visitar la República de Honduras; retornó en el año 1912, obteniendo por parte del Gobierno, el ingreso a los Padres Lazaristas alemanes y constituyendo la Misión de la Costa Atlántica hondureña.

En estas visitas ofició más como Misionero, Padre y Pastor que como Diplomático, predicando y ofreciendo los Sacramentos por donde pasaba, siendo siempre muy reconocido, aclamado y valorado como Representante del Santo Padre. En el año 1910 visitó la República de El Salvador, pasando luego a Guatemala donde le fue posible organizar una estructura diocesana sustentable y logró poner en marcha la « Acción Católica» a través de la fundación en la ciudad Capital de la República de los «Círculos Juveniles Pío X».[69]

Durante el año 1912 celebró, en la República de San Salvador sus Bodas de Oro sacerdotales, donde aprovechó para fundar dos nuevas Diócesis. Hacia el 1915, el Papa Benedicto XV lo llamó a Roma, con la finalidad de conferirle la dignidad Cardenalicia y lo incluyó en los Servicios Cardenalicios de la Curia Romana, comenzando a formar parte de las Sagradas Congregaciones de: «Religiosos», de «Propaganda Fide» y la de «Ritos». En el mes de noviembre de 1920 fue nombrado Obispo de la Diócesis suburbicaria de Frascati.[70]

En el albor del año 1921 tuvo lugar el solemne ingreso, y entre las primeras medidas adoptadas fue la de subsanar el lamentable estado económico financiero de la Diócesis, afrontando obstáculos e incomprensiones. En el año de 1922 tuvo ocasión de celebrar en el Oratorio de Valdocco (Turín), junto a Don Juan Bautista Francesia,[71]compañero y amigo inseparable, precisamente donde había iniciado su vida salesiana y sacerdotal, sus bodas sacerdotales de Diamante. Los festejos, como era de esperar, se caracterizaron por una gran algarabía e inmenso entusiasmo y admiración.[72]

Durante el año 1923, en su nueva Diócesis, celebró solemnemente un Congreso Eucarístico interdiocesano. Entre sus múltiples emprendimientos e iniciativas apostólicas encontró tiempo para encauzar y promover, desde el año 1915 la «Alianza Sacerdotal», la que se inició en Vische Canavese, junto a la Obra de Betania del Sagrado Corazón, que también recibió su protección y su paterna ayuda y atención.

Falleció en la Obra Salesiana del Sacro Cuore, en la ciudad de Roma el 28 de febrero de 1926, a los ochenta y ocho años de edad. Luego de los solemnes funerales fue inhumado en el Cementerio Campo Verano, en la ciudad Eterna.

Permaneció en el Panteón de la Congregación Salesiana, hasta el año 1964, momento en el cual sus restos gloriosos fueron reclamados por las Autoridades y el Pueblo de la República Argentina, por lo fueron trasladados con gran solemnidad e innumerables homenajes hasta la Ciudad de Buenos Aires, y desde allí trasladados y colocados en la Catedral[73]de la Ciudad de Viedma (Provincia de Río Negro)[74], lugar que fuera su primera residencia como Obispo en la República Argentina.

En los treinta años en los que residió en América, Monseñor Cagliero había fundado en su Vicariato Apostólico de la Patagonia, catorce Parroquias y quince Iglesias, sin contar Capillas de menor porte; ocho Colegios y seis Externados, una Escuela de Artes y Oficios, tres Escuelas Agro-técnicas, ocho Jardines de Infantes, dos Hospitales y cinco Observatorios meteorológicos.

Su obra misionera, evangelizadora y civilizadora fue reconocida sea por la Santa Sede, como así mismo por los diversos Gobiernos que pudo conocer en su extenso periplo como Sacerdote Salesiano Misionero y Obispo al servicio de la misión que la Iglesia, a través de la Congregación le había confiado. La Santa Sede coronó y premió sus esfuerzos y tareas confiriéndole la dignidad Episcopal (1884) y posteriormente el capelo Cardenalicio (1915).

También las autoridades civiles reconocieron y valoraron los esfuerzos llevados a cabo con tesón, perseverancia y no pocos sacrificios. El Presidente argentino, Julio Alejo Roca lo llamó: el «Civilizador de la Patagonia» y dijo sobre su persona: “es un muy hábil diplomático, simplemente porque no usa diplomacia alguna”.

Debido a su iniciativa y capacidad, durante el año 1898 fueron restablecidas las relaciones diplomáticas de la República Argentina con la Santa Sede, interrumpidas en el año 1884.[75]

No por nada el Papa Pío XI, a través del Breve pontificio por el cual lo invitaba a participar de la celebración Eucarística, con motivo de su aniversario Sacerdotal de Diamante, lo hizo colocar junto al Cardenal Massaia, otro gran pionero de las Misiones que las colinas Monferrinas dieron a la Iglesia.

Intentando resumir su existencia es posible destacar la memorable frase pronunciada por Bertolt Brecht: “Hay hombres que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos, pero están los que luchan toda la vida. Esos son los imprescindibles”.

OBRAS de CAGLIERO

Corso pratico de musica vocale, Torino, Tipografia Salesiana, 1875.

Metodo teorico-pratico del canto fermo, Torino, Tipografia Salesiana, 1875.

Il confessore salesiano (in appendice a: FRANCESIA Giovanni Battista, El ven. Juan Bosco amigo de las almas, Buenos Aires, Tipografía Salesiana, 1922).


NOTAS

  1. Don Bosco, a pedido de Don Francisco Cinzano, párroco de Castelnuovo d’Asti, había ido a celebrar la Eucaristía. Cagliero esperaba expectante este momento, y al concluir la celebración conversó con Don Bosco, a quien le manifestó su íntimo deseo. Habiendo conversado con su Madre, al otro día partieron hacia Valdocco donde permaneció junto a Don Bosco por el resto de sus días.
  2. Al igual que Don Bosco, también nació en Castelnuovo d’Asti, si bien lo hizo veintitrés años más tarde.
  3. “El desollinador”. Esta primera obra fue compuesta para el joven Santiago Costamagna, a quien Cagliero había iniciado en el camino de la música.
  4. “El hijo del inmigrante”,
  5. “El huérfano”,
  6. “El Marinero”,
  7. El grandioso templo fue consagrado el 9 de Junio de 1868. Cuando el Arzobispo subió al Altar para la Primera Eucaristía se encontraban 1.200 jóvenes apiñados. Don Bosco miró a su alrededor y exclamó: “Cada ladrillo de esta Iglesia es una gracia de la Virgen”. (LEMOYNE G.B., AMADEI A., CERIA E., Memorie Biografiche di Don Giovanni Bosco, San Benigno e Torino, 1898-1948, 19 vol., XVIII, 338-339, 201).
  8. Nació en Turín (República Italiana), el 28 de diciembre de 1850. Resultó un gran tenor italiano que desarrolló su carrera con notable éxito en Europa y en América, en modo particular en los últimos años del siglo XIX. Tuvo un resonante éxito a partir de su participación en la Ópera Otelo (1887), cuyo autor es Giuseppe Verdi. Su voz se conserva documentada en registros sonoros. Desarrolló su carrera en veintiséis países diversos. Falleció en la ciudad de Varese (Italia) el 31 de agosto de 1905.
  9. Es un canto cristiano por excelencia, dirigido a Dios para agradecer por los beneficios recibidos. Viene atribuido a San Cipriano de Cartago (210c-258) y su música fue compuesta por diversos autores, desde Palestrina a Mozart y hasta por Giuseppe Verdi. Curiosamente aparece al final del primer acto de la Tosca de Puccini e incluso en la columna sonora del film: “El jorobado de Notre Dame”.
  10. Es un himno litúrgico compuesto por Santo Tomás de Aquino (1225-1274) en el año 1264. El Papa Urbano IV (1195-1264) le pidió una composición para celebrar la institución de la Solemnidad del Corpus Christi. De igual modo el Santo Padre le pidió que compusiera el Oficio Litúrgico propio. Esta composición es parte del himno “Pange Lingua”, del cual son sus dos últimas estrofas. Santo Tomás manifiesta cómo sólo a través de la luz de la fe, todos nuestros sentidos se pueden postrar ante el misterio Eucarístico.
  11. El motete es una de las formas musicales más importantes de la música polifónica desde el siglo XIII hasta el siglo XVIII, aunque posteriormente se siguieron componiendo, si bien en menor medida y de un modo independiente. En los siglos XIII y XIV, el motete constaba de una serie de variaciones polifónicas sobre un Canto dado o (también conocido como “Cantus Firmus”). Este “cantus firmus” solía ser una melodía ya existente, de origen generalmente litúrgico, y sobre el que se basaba la composición polifónica. Sobre este cantus firmus, de línea melódica amplia y severa, se contraponía una nueva melodía con otro texto, más amplia y variada, que se conocía con el nombre de “tropo”. Entre los motetes compuestos por Cagliero se destaca uno: “Quasi arcus”, interpretado a cuatro voces.
  12. “Nueve Pastorales para órgano”.
  13. Nacido en la ciudad de Tortona, en el 1872 fue un notable músico italiano. Prolífico compositor de música sacra reconocido, sobre todo por sus Oratorios, sus Misas polifónicas y sus motetes. Falleció en Roma en el año 1956.
  14. Es una locución latina, que traducida literalmente significa: “por propia iniciativa”, que indica que el documento ha nacido por una decisión personal, en este caso del Santo Padre Pio X, que disponía de esa facultad particular.
  15. José Sarto, luego Pio X, nació en Riese (Treviso, Italia) en el año 1835, en el seno de una familia humilde. Siendo Patriarca de Venecia, a la muerte del Papa León XIII fue elegido para gobernar y animar la Iglesia, tarea que desarrolló con gran sabiduría y competencia. Murió en la ciudad de Roma en el año 1914.
  16. El 22 de noviembre de 1902, el Santo Padre Pio X promulgó el Motu proprio “Tra le sollecitudini”, en el que proponía que la música utilizada en el culto debía expresar la sacralidad de la liturgia, evitando concomitancias con el estilo profano que la podían diluir o debilitar. En los comienzos del siglo XX, el influjo desacralizador adoptaba la forma concreta del estilo usado generalmente en los teatros de ópera.
  17. El Instituto de las Hijas de María Auxiliadora tuvo su nacimiento el 5 de agosto de 1872 y fue fundado por San Juan Bosco (1815-1888) y Santa Dominga María Mazzarello (1837-1881).
  18. Los médicos que lo atendían, aconsejaban brindarle los últimos sacramentos, en cuanto no veían ninguna mejora en los tratamientos aplicados.
  19. Luego de recibir en Roma la bendición del Santo Padre Pío IX, partieron hacia el puerto de Génova donde se embarcaron en el paquebote “Savoie”, partiendo el 14 de noviembre de 1875.
  20. La primera expedición salesiana misionera a América estuvo compuesta por seis Sacerdotes y cuatro Salesianos Coadjutores. Entre ellos se destacan: los sacerdotes Juan Cagliero, que contaba 37 años como jefe del grupo, Don José Fagnano (con 31 años), Don Domingo Tomatis (26 años) y el Salesiano Coadjutor Don Vicente Gioia, con el rol de cocinero.
  21. Distante unos 230 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, situada en el extremo norte de la Provincia homónima.
  22. La primera Obra Salesiana en América nació en el año 1875 y lleva por nombre: “María Auxiliadora”.
  23. El nutrido grupo de nuevos Salesianos venía bajo el mando de Don Francesco Bodrato (1823-1880); entre otros integrantes llegaba a tierras americanas Don Luigi Lasagna (1850-1895), uno de los primeros Obispos de la Congregación Salesiana, muerto trágicamente en un accidente ferroviario, en Brasil.
  24. Inició sus actividades en el 1877, bajo el Patrocinio de “San Carlos Borromeo”.
  25. Tuvo su inicio en el año 1878 y se llamó “San Francisco de Sales”.
  26. Su pontificado tuvo lugar desde el año 1878 hasta 1903, siendo uno de los más largos de la historia. Sus nombres: Vincenzo Gioacchino Raffaelle Luigi Pecci nació en Carpineto Roma, en 1810 y falleció en Roma en el 1903. Se lo recuerda particularmente por dar inicio oficial al “Magisterio social pontificio”, con su recordada Encíclica: “Rerum novarum”, proclamada el 15 de mayo de 1891.
  27. Fue consagrado el 7 de Diciembre de 1884, en la Basílica de María Auxiliadora de Turín, monumento a la Santísima Virgen erigido por San Juan Bosco.
  28. Poco antes de retornar a América, falleció su Mamá. Contaba 88 años de edad.
  29. De hecho las Relaciones diplomáticas estaban interrumpidas. Será, precisamente Don Cagliero quien, con astucia, buena sensibilidad y diplomacia reconstruirá estos lazos.
  30. Nació en el 1846 en Cúneo, Italia. Contando 12 años de edad ingresó en el Oratorio Salesiano de Valdocco, donde iniciado por Don Cagliero en el campo musical, se destacó componiendo diversos géneros, en particular himnos y motetes. Fue el responsable de la Tercera Expedición Misionera. Se caracterizó por ser un celoso inspector Salesiano. En el año 1895 fue consagrado Obispo y destinado al Vicariato Apostólico de Ecuador, donde sólo en el 1902 pudo ingresar. Falleció en Bernal en el 1921.
  31. Nació en Italia, en el 1844. Por su entusiasmo patriótico se enroló en la Cruz Roja de la legión garibaldina. Firmada la paz se puso bajo la autoridad de Don Bosco, para proseguir sus estudios eclesiásticos y acceder al sacerdocio. Admirando a Don Bosco profesó como Salesiano y habiéndose iniciada la experiencia misionera fue parte de la primera expedición. Fue Director de la primera obra en América, San Nicolás de los Arroyos y posteriormente desarrolló una vastísima misión evangelizadora y civilizadora en la Patagonia. Falleció en Santiago de Chile en el año 1916.
  32. Nació en Settimo Torinese (Italia) en el 1843. Contando 23 años se presentó a Don Bosco para conocer su futuro, quien intuyó su vocación y lo invitó a quedarse con él. Ya sacerdote fue parte de la Tercera Expedición Misionera a América. En Argentina se dedicó con todas sus fuerzas a la evangelización de los aborígenes de la Patagonia. En su larga vida misionera recorrió a caballo unos 80.000 km., aproximadamente, atravesando 50 veces la Cordillera de los Andes. Falleció en Argentina en el año 1922. Fue justamente llamado: “Padre de los aborígenes”.
  33. Tomó contacto con las diversas etnias aborígenes, principalmente con los Araucanos, Patagones, Pampas y Tehuelches.
  34. Los aborígenes onas, también conocidos como selknam, constituyeron un pueblo amerindio. Habitaron en el norte y centro de la Isla Grande de Tierra del Fuego, en el extremo más austral del continente americano. Originalmente eran nómades terrestres y se alimentaban de la caza y la recolección de alimentos
  35. Fueron una tribu de aborígenes, que habitaron en el sur argentino, particularmente en la inhóspita región conformada por el Estrecho de Magallanes hasta el Cabo de Hornos. En su cultura no disponían de una jerarquía determinada. El Padre de Familia era el responsable. Hábiles navegantes y buenos pescadores. Se alimentaban de cuanto podían pescar o cazar, como así mismo hongos, bayas y huevos. Eran trashumantes y se vestían con pieles de animales, soportando las inclementes temperaturas de la región. Su religión se caracterizaba por la creencia de un ser superior, creador y ordenador de la naturaleza y de las personas. Los muertos habitaban en algo similar a un paraíso donde siempre brillaba el sol.
  36. Los alacalufes era un grupo aborigen que habitaban en la zona Austral de la República de Chile. Eran nómadas que solían recorrer en canoa los canales de la Patagonia occidental, entre el golfo de Penas y el estrecho de Magallanes; también se desplazaban por los canales que forman las islas ubicadas al oeste de la Isla Grande de Tierra del Fuego y al sur del estrecho. Su lengua es el kawésqar, nombre con el que ellos se autodenominan. Este vocablo significa “persona” o “ser humano”.
  37. Fue la primer Obra Salesiana en territorio chileno. Fue fundada por Monseñor Juan Cagliero. Inició su vida institucional en el año 1887.
  38. El Santo Turinés falleció el 31 de enero de 1888, a las 5.30 de la mañana. Contaba setenta y dos años de edad.
  39. En 1887 tuvo inicio la primera Expedición Misionera del joven Instituto y las Hijas de María Auxiliadora llegando a América, abrieron su primera obra educativa en la República Oriental del Uruguay. El 26 de enero de 1879 llegaban a la ciudad de Buenos Aires y 18 de enero de 1880 en Carmen de Patagones se fundó la primera comunidad, para extenderse luego a la vecina localidad de Viedma.
  40. La ciudad fue fundada en el año 1573 por un aborigen de la tribu tupì. Niterói es la única ciudad brasileña que fue fundada por un aborigen. La obra Salesiana tuvo su origen en el año 1883, bajo la advocación de Santa Rosa.
  41. Se vea el interesante estudio preliminar de la crónica de las Hijas de María Auxiliadora en la dicha Misión. Cf FERNÁNDEZ Ana María, Con letra de mujer. La crónica de las Hijas de María Auxiliadora en la Misión Nuestra Señora de la Candelaria (Tierra del Fuego), Período de los orígenes: 1895-1916, Buenos Aires, Edba, 2014, 7-54.
  42. Es la capital de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, fundada en el año 1884, ubicada en las costas del Canal de Beagle, siendo un nudo industrial portuario y turístico. Es la ciudad más austral del mundo.
  43. En su encuentro con la cultura española eran conocidos como “patagones”. Esta raza aborigen habitaban principalmente en las costas, extendiéndose desde el centro de la Provincia de Chubut hasta la actual provincia de Buenos Aires. Originariamente eran cazadores semi-nómadas, organizados por clanes y familias poligámicas. Se destacaron por la buena relación con los españoles y criollos.
  44. Actualmente es una provincia argentina, situada en el centro de la República Argentina, conteniendo las últimas características de la pampa húmeda con signos distintivos de la Patagonia. En la época que se desempeñó Don Caglero era un territorio nacional. Tiene una superficie de 143.000 km2.
  45. Es el curso de agua más importante de la provincia argentina de Río Negro y también de la Patagonia en cuanto a su caudal. Posee una longitud de 550 kilómetros y desemboca en el Océano Atlántico.
  46. Es la ciudad capital de la provincia de Río Negro. Se ubica en el sector nordeste de la Patagonia argentina. Situada en la margen derecha del tramo final del río Negro, frente a la ciudad bonaerense de Carmen de Patagones.
  47. Está ubicada en el norte de la Patagonia, enclavada en la provincia de Río Negro. Situada en la margen norte del río Negro dentro de la micro-región del Alto Valle, región dentro la cual la ciudad tiene gran importancia histórica.
  48. Es una pequeña población, ubicada, en aquel entonces en el Territorio Nacional del Chubut, enclavada en el valle inferior del Río Chubut. En el 1865 la región fue colonizada con galeses, que allí se afincaron y establecieron.
  49. Los mismos galeses, que habían fundado la primera residencia en Gaiman, hicieron lo propio con la ciudad de Rawson, (palabra que, en idioma galés significa “Pueblo de Rawson”), en reconocimiento al entonces Ministro del Interior argentino, que les había facilitado las tramitaciones oficiales para su llegada y radicación en esa región patagónica. Actualmente es la capital de la Provincia de Chubut. Como la ciudad de Gaiman se encuentra en el Valle inferior del Río Chubut y a sólo 7 km. de la desembocadura del Río homónimo en el Océano Atlántico. La administración y la pesca son los recursos con los que, en general, se mantiene la población de esta sureña localidad argentina.
  50. Don Domingo Milanesio nació en Settimo Torinese (Italia) en el año1843. En el 1866 se presentó a Don Bosco para descubrir su vocación. Se consagró como Salesiano e integró la Tercer Expedición Misionera. En el año 1880 fue trasladado a la ciudad de Viedma, desde donde se dedicó con todas sus fuerzas a servir a todos, pero en particular a los aborígenes, con quienes estableció una extraordinaria relación, siendo llamado: “El Padre de los indios”. Se estima que atravesó, al menos 50 veces la Cordillera de los Andes y recorrió a caballo unos 80.000 kilómetros en la vasta e inhóspita Patagonia. Falleció en Bernal, en el año 1922.
  51. Neuquén es el nombre de una ciudad y a su vez es también como se conoce una de las provincias del sur argentino, situada en la Región Patagónica. Ocupa la franja de tierra al oeste de la confluencia de los ríos Neuquén y Limay que dan origen al Río Negro, por lo que forma parte de la micro-región del Alto Valle del Río Negro. El nombre proviene del río, que, en la lengua mapuche significa “agua que tiene fuerza”. Dicho nombre le fue impuesto en 1904 con motivo de ser declarada capital del Territorio. Es la única ciudad con un nombre palíndromo.
  52. Corresponde a la división geográfica de una Diócesis para una mejor labor pastoral y de gobierno. El Vicario Foráneo es el inmediato colaborador ejecutivo del Obispo en un determinado distrito diocesano, compuesto de varias parroquias.
  53. La Diócesis de Buenos Aires fue creada el 6 de abril de 1620. El 6 de marzo del 1865 fue elevada a la categoría de Arquidiócesis. En la época en que los primeros Salesianos arribaron a la República Argentina, se encontraba a cargo de la Arquidiócesis de Buenos Aires, Monseñor Federico León Aneiros (1826-1894), quien colaboró notablemente en el desarrollo de la labor salesiana tanto en la ciudad de Buenos Aires, como así mismo en la Patagonia.
  54. La Diócesis de La Plata fue erigida el 15 de marzo de 1897, mediante la Bula In Petri Cathedra" de Su Santidad León XIII, y en el año 1934 fue elevada a Arquidiócesis. Es una de las jurisdicciones eclesiásticas más antiguas de la República. Monseñor Dr. Mariano Antonio Espinoza asumió en el año 1898, dejando su cargo para hacerse cargo del Arzobispado de la ciudad de Buenos Aires.
  55. La Diócesis de San Juan de Cuyo tuvo su nacimiento el 19 de septiembre de 1834. Fue la cuarta diócesis en ser fundada en la República Argentina, luego de la de Córdoba, Buenos Aires y Salta. Tuvo su origen con la bula “Ineffabili Dei Providentia”, promulgada por el Papa Gregorio XVI. Fue promovida con el rango de Arquidiócesis el 20 de abril de 1934.
  56. Su nombre fue José Sarto, nacido en el 1836. Gobernó la Iglesia entre los años 1903 al 1914, falleciendo el 20 de agosto de 1914. Como Supremo Pastor de la Iglesia valorizó la Primera Comunión de los Niños, profundizó la instrucción catequística, dio curso a la Codificación del Derecho Canónico (publicado en el año 1917), procuró evitar, sin éxito, el inicio de la primera guerra mundial. En 1954 fue proclamado santo por el Papa Pío XII.
  57. Según la tradición es una antigua ciudad de Armenia Menor, sobre el Halys, patria del mártir San Blas, y de los cuarenta Mártires, víctimas de la persecución de Licinio, en el 320, aproximadamente.
  58. Es una pequeña ciudad ubicada en la Provincia de Piacenza,en la Región Emilia-Romagna. Se encuentra en el corazón de Val Trebbia, un valle descrito por Ernest Hemingway como el más hermoso en el mundo y actualmente es patrimonio ambiental de la UNESCO. Su historia se identifica con la Abadía fundada en el año 614 por San Columbano, que en la Edad Media se convirtió en uno de los principales lugares de la cultura religiosa en la Italia medieval, con una famosa biblioteca.
  59. Ciudad y Diócesis de la provincia homónima. San Antonino es el primer mártir (siglo IV), reconocido posteriormente en el Martirologio jeronimiano. El primer Obispo del que se tiene memoria es San Savino, quien habría intervenido en el Concilio de Aquilea (381).
  60. Es una ciudad de la provincia de Alessandria, en el Piamonte. No existe documentación sobre el inicio de la vida cristiana en esta localidad. Una antigua tradición menciona a Marciano, mártir local como su primer Obispo. En 1803, bajo Napoleón, como tantas otras diócesis es suprimida y reconstituida en el año 1817, siendo sufragánea de Génova.
  61. Esta localidad se encuentra en la costa lígure, levantada junto al río Centa, que con el paso de los siglos ha modelado varias veces el terreno y obligando a sus habitantes a construir puentes y murallas desde su misma fundación. Desde el siglo XVII su economía se basó en el comercio marítimo.
  62. En sus primeros años de vida fue uno de los municipios más florecientes de la Liguria marítima y por su cercana posición a la Vía Julia Augusta que unía la Italia y la Galia fue naturalmente abierta, en el Occidente a la evangelización directa. Hacia el 1802 la Diócesis fue desmembrada. En 1820, con la caída de Napoleón la circunscripción pasó a depender de la Diócesis de Génova.
  63. Inciertos y debatidos son los inicios de esta Diócesis. En el siglo IX es posible datar la sufraganeidad a la Diócesis de Milán. Dos Obispos pertenecientes a esta Diócesis fueron elegidos Sumos Pontífices: Inocencio VIII y Julio II. En 1806 comenzó a formar parte de la Diócesis de Génova, perdiendo su larga tradición de ser parte de la Diócesis de Milán.
  64. El 12 de mayo de 1908 el Papa Pío X lo recibió en audiencia privada y lo nombró oficialmente Ministro Plenipotenciario ante el Gobierno de la República de Costa Rica (América Central).
  65. En la misma audiencia lo nombró, así mismo, Delegado Apostólico de las Repúblicas Centroamericanas de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.
  66. Es una de las cinco Repúblicas de América, situada en el istmo Centroamericano. Su capital es Managua.
  67. El Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, más conocidos como “Hermanos de La Salle”, es una Congregación religiosa de maestros laicos, que fue fundada por San Juan Bautista de La Salle. Fue aprobado por la Santa Sede en 1725 por el Papa Benedicto XIII. Fue la primera congregación religiosa que obtuvo su permiso por medio de una Bula Papal, por el hecho de ser una congregación muy diferente a las demás, y su finalidad es la educación de la niñez y de la juventud.
  68. Es una congregación religiosa católica fundada en 1825 por Santa María Eufrasia Pelletier que recibía mujeres que deseaban cambiar su vida. Tuvo su origen en la Orden de Nuestra Señora de la Caridad, fundada por San Juan Eudes. Se dividían en dos grupos: las Hermanas Buen Pastor Apostólicas (religiosas de vida activa) y las Hermanas Buen Pastor Contemplativas (monjas de clausura monástica).
  69. Fundó estas estructuras juveniles con el nombre del Pontífice que lo había enviado en esta Misión Diplomática y reinaba en esos momentos.
  70. Diócesis destinada a Cardenales de la Iglesia
  71. Nació en San Giorgio Canavese (Italia) en el 1838. A los 12 años de edad ingresó en el Oratorio de Valdocco. Fue uno de los 16 muchachos que integraron el grupo con el que Don Bosco inició la Congregación Salesiana. Se laureó en Letras. Se desempeñó como Docente y posteriormente ocupó la responsabilidad de Inspector Salesiano y en el 1865 fue el Director Espiritual del Instituto. Publicó diversas y numerosas obras de carácter literario e histórico. Falleció en Turín en el 1930.
  72. Entre los homenajes que tuvo ocasión de recibir, se pueden mencionar: en la Patagonia Argentina, han intitulado con su nombre y apellido y en su memorable paso por esos lugares, una Estación Ferroviaria y una población (“Cardenal Cagliero”, Provincia de Buenos Aires); en Italia, en Castelnuovo d’Asti, (Provincia de Turín), donde había nacido, una Plaza y un monumento y la Congregación Salesiana, le dedicó el Instituto Misionero de Ivrea (Provincia de Turín).
  73. Hacia el ocaso del siglo XVIII se desató una inundación que arrasó buena parte de las poblaciones que se encontraban alrededor del Rio Negro. La ciudad de Viedma no fue excepción y quedó derruida. Su catedral asentada en barro, quedó totalmente desbastada. Fue precisamente Mons. Cagliero junto al Gobernador, Don Eugenio Tello, quienes se pusieron manos a la obra para rehacer completamente la nueva Catedral, que quedó como un imperecedero monumento para la posteridad. (Cf ENTRAIGAS Raúl A., El Apóstol de la Patagonia, Rosario (Provincia de Santa Fe), Editorial Apis, 1955, 474-480.
  74. Cf SENADO DE LA NACIÓN ARGENTINA, Retornó Monseñor Cagliero. Repatriación de sus restos, Roma 1926 - Viedma 1964, Buenos Aires, 3.380 - Imprenta del Gobierno de la Nación, 1966.
  75. BRUNO Cayetano, La Iglesia en la Argentina. Cuatrocientos años de Historia (del siglo XVI al siglo XIX). Estudios Proyecto N° 10. Buenos Aires, Centro Salesiano de Estudios, 1993, 656; Para profundizar el tema, se vea: BRUNO Cayetano, Historia de la Iglesia en la Argentina, vol. XII: 1881-1900, Buenos Aires, Editorial Don Bosco, 1981, 114-134.

BIBLIOGRAFIA

ANONIMO, Homenaje de amor y gratitud a Mons. Juan Cagliero, Buenos Aires, Pio IX, 1905.

ANONIMO, Bodas de Plata episcopales del Rv. mo. Juan Cagliero, San José de Costa Rica, 1910.

BERRA Francesco, Il Cardinale Giovanni Cagliero, Milano, Pro Familia, 1920.

BRUNO Cayetano, Historia de la Iglesia en la Argentina, vol. XII: 1881-1900, Buenos Aires, Editorial Don Bosco, 1981, 114-134.

CASSANO Giovanni, Il Cardinal Giovanni Cagliero, Torino, Società Editrice Internazionale, 1935, 2 volúmenes.

DE AMBROGIO Carlo, La porpora splendente, Torino, Elle Di Ci, 1958.

DUMRAUF Antonio Alberto, Cardenal Juan Cagliero, en Pertenecen al Señor, Tomo I: 1877-1929, Bahía Blanca, Archivo histórico salesiano de la Patagonia Norte, 1996, 160

ENTRAIGAS Raúl A., El Apóstol de la Patagonia, Rosario (Provincia de Santa Fe), Editorial Apis, 1955.

FARINA, Gioacchino, I cinque anni di sua Eminenza il Card. Giovanni Cagliero come Vescovo della Diocesi suburbicaria di Frascati, Roma, Scuola Tipografica Pio X, 1926

IMPERATORI Ugo, Giovanni Cagliero, Bologna, Capelli, 1937.

ENTRAIGAS Raúl A., El Capataz de la Patagonia, Rosario (Provincia de Santa Fe), Editorial Apis, 1964.

LUPO Tiburzio, Cagliero Em. Giovanni, cardinale, en RODINÓ, Amedeo - VALENTINI Eugenio (a cura), Dizionario biografico dei Salesiani, Torino, Ufficio Stampa Salesiano, 1969, 64-66.

SENADO DE LA NACIÓN ARGENTINA, Retornó Monseñor Cagliero. Repatriación de sus restos, Roma 1926 - Viedma 1964, Buenos Aires, 3.380 - Imprenta del Gobierno de la Nación, 1966.


JULIO CÉSAR CABRERA FLOREÁN