CODICE BORGIA

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 20:40 18 nov 2014 de MGARCIA (discusión | contribuciones) (Protegió «CODICE BORGIA»: Página muy visitada ([edit=sysop] (indefinido) [move=sysop] (indefinido)) [en cascada])
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Manuscrito pictográfico mexicano

Debe su nombre a su antiguo poseedor el cardenal Stefano Borgia [Secretario y Prefecto que fue de la Congregación de Propaganda Fide, y mecenas y coleccionista con motivo misioneros de documentos pertenecientes a pueblos y culturas extra europeas]. Fue colocado primero en el Museo Etnográfico de la Congregación de Propaganda Fide; pasó luego a la sección de MSS de la Biblioteca Vaticana, en donde, antes de la actual, tuvo la signo « Borgiano 61». Posiblemente procede de la región entre Tehuacán, Puebla, y Teotitlán del Camino, Oaxaca; y data de finales del siglo XV.

Está formado por catorce tiras de piel de ciervo, de veintisiete centímetros de ancho y distinto largo, las cuales están unidas de tal manera que forman una sola tira de diez metros de largo, revestida en ambos lados de una delgada capa de estuco y plegada, a manera de acordeón, de modo que resultan treinta y nueve láminas de veintiséis y medio centímetros de largo y veintisiete de ancho. Ambos lados de la tira están cubiertos de pinturas.

Por la grandeza del volumen, por la riqueza del texto figurado y por la esquematización de las formas artísticas, supera en interés y belleza a todos los demás textos similares que se conservan de las culturas mexicanas prehispánicas. Trátase de un texto ritual náhuatl, del que se servía el adivino para conocer la influencia de determinado día o de otro espacio de tiempo con respecto a determinada acción proyectada. A diferencia de otros manuscritos del mismo grupo, el Codex Borgia tiene una serie de láminas con extrañas y complicadas imágenes que representan el planeta Venus, astro en torno al cual giraban las concepciones astronómicas y mitológicas de los mexicanos [mexicas mesoamericanos] y centroamericanos, en su viaje a través del Infierno.

Una de las láminas más acabadas es la que representa al Tezcatlipoca Negro ricamente ataviado como guerrero y acompañado de todos los signos de los días. A pesar de la abundancia de signos no hay confusión, sino que cada parte tiene una jerarquía y orden preconcebidos. Arriba, sobre una faja con varios signos de los días: flor, lluvia, pedernal, etc., se ven las diosas Xochiquetzal y Chalchiuhtlicue amamantando cada una a un niño dibujado a la manera tradicional, es decir, con las proporciones de un adulto, pero de tamaño pequeño. El Códice Borgia es la base de un grupo de Códices mexicanos, que ya en 1887 E. Seler definió como el «grupo Borgia, al cual pertenecen el Vat. lat. 3773, el Cospiano y el Fejérváry-Mayer.


Bibliografía

Il manoscritto messicano Borgiano del Museo Etnografico della S. Congregazione di Propaganda Fide. Riprodotto in fotocromografia a spese di S. E. il Duca di Loubat, a cura de la Biblioteca Vaticana (Roma, Stabilimento Danesi, 1898) [BAV Riserva III. 28]; Codex Borgia. Eine altmexikanische Bilderschrift der Bibliothek der Congregatio de Propaganda Fide. Herausgegeben auf Kosten ... des Herzogs von Loubat. .. Erlautert von Dr. Eduard Seler, 1-3 (Berlin 1904-1909) [BAV Messico X. 1 (1-3); tr. española, E. Seler, Comentarios al Códice Borgia 1-3 (México-Buenos Aires 1963) [BAV RG Ripr. Fot. III. 52]; E. Seler, «Codex Borgia und die verwandten aztekischen Bilderschriften», Zeitschriftfür Ethnologie 19 (1887) 105-14; Krickeberg, Alt Mexikanische Kulturen, 27, 273-74; Los códices de México, 126; S. Sebastián, El Códice Borgia en el contexto de la iconografia mesoamericana,Valencia 1992.


ISAAC VÁZQUEZ JANEIRO © Caeli novi et terra nova. La evangelización del Nuevo Mundo a través de libros y documentos.