GREGORIO XVI; La revitalización misionera

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 10:08 8 jul 2019 de Louvier (discusión | contribuciones) (→‎BIBLIOGRAFÍA)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

La personalidad de Mauro Cappellari

Bartolomé Alberto Cappellari nace en Belluno en 1765 y muere en Roma en 1846. Fue creado cardenal y nombrado prefecto de Propaganda Fide en 1826 por León XII; tras la muerte de Pío VIII (1831) fue elegido papa y tomó el nombre de Gregorio XVI. Inició su pontificado en momentos delicados dado el movimiento revolucionario liberal que corría veloz por toda Europa y que amenazaba con la extinción de los entonces Estados Pontificios. Gracias a las intervenciones de los gobiernos franceses y austríacos los Estados Pontificios pudieron resistir en parte hasta 1838, en las vísperas de la revolución liberal burguesa de 1840 que se impuso en media Europa.

No fue un Papa innovador en el campo de las reformas del Estado Pontificio; en el campo doctrinal condenó las doctrinas de un tradicionalismo equivoco y al mismo tiempo de un liberalismo confuso con la encíclica «Mirari vos» de 1832. Su relevancia histórica la debe a su papel fundamental en el relance de la actividad misionera de la Iglesia en el mundo no cristiano, y en su papel determinante en el reconocimiento de las independencias de las nuevas repúblicas hispanoamericanas y en la reconstitución de la Iglesia muy desvertebrada en aquellas Repúblicas.

Alberto Cappellari había entrado en el monasterio de los camaldulenses de Murano (Venecia) a los 18 años. Ya sacerdote, en 1799, en plena Revolución Francesa y con el papa Pío VI prisionero de la Revolución en Francia, publicó «Il trionfo della Santa Sede», donde defendía la infalibilidad del Papa. Destinado a Roma interviene en los distintos organismos de la Curia Romana. León XII lo crea cardenal en 1826 y prefecto de Propaganda Fide, el dicasterio de las Misiones.

Tras la muerte de Pío VIII en 1830, es elegido Papa el 2 de febrero de 1831. Sustituyó en la Secretaria de Estado al intransigente cardenal T. Bernetti con L. Lambruschini, pero tuvo que enfrentarse con graves contrastes con la España de Fernando VII, con Portugal en lucha dinástica, con la Prusia protestante sobre el tema de los matrimonios mixtos y con la Rusia zarista que perseguía a los católicos unidos a Roma, a los rutenos y a los polacos bajo su dominio. Con España y Portugal llega incluso a ruptura de las relaciones diplomáticas (1835-1840) dada la intransigencia de aquellos gobiernos. Su figura alcanza un valor muy notable en el campo de la renovación misionera de la Iglesia y en las relaciones y reconocimiento de las nuevas República hispanoamericanas.

Reanimación de la actividad misionera de la Iglesia

Mauro Cappellari (Gregorio XVI) es normalmente reconocido como el alma de la reanimación de la actividad misionera de la Iglesia.[1]Esta afirmación tiene su valor en el despertar misionero que se vivió en la Iglesia durante el tiempo de su pontificado y en los años sucesivos. Fue ante todo un monje y este espíritu monástico de la tradición benedictina lo acompañará toda la vida.

Una vez convertido en Papa tratará de solucionar el caso de las nuevas repúblicas hispanoamericanas; en este campo se pronuncia con criterios dictados por sus preocupaciones pastorales, más que por las políticas. ¿Cuáles fueron los ambientes y las circunstancias que ayudaron a Cappellari a madurar su orientación misionera, cómo y de qué manera la situación misionera mundial influyó en la definición de su comportamiento hacia Hispanoamérica y en el enfoque misionero que le dio a su gestión de gobierno en el Pontificado? Varios historiadores contemporáneos han escrito tratando dar una respuesta a estas preguntas.

Gregorio XVI no es generalmente juzgado positivamente por la moderna historiografía en su gestión de los Estados Pontificios (se demostró con frecuencia poco hábil en su dirección y modernización técnica) en momentos particularmente delicados de los comienzos del «risorgimento italiano» que buscaba la unidad de Italia; en sus actuaciones relativas con el mundo político europeo se muestra tradicional defensor de legitimismo de la restauración. Es significativamente controvertida su actuación en relación al movimiento insurgente polaco frente a los ocupantes de aquella antigua nación, tras su injusta repartición entre Rusia, Prusia y Austria, especialmente por parte de la avasalladora Rusia. En pocas palabras, es un fervoroso religioso y un papa del mismo estilo, pero escasamente hábil en la gestión política, y sin embargo ha pasado justamente a la historia como un pontífice que supo captar e impulsar el movimiento misionero en ciernes; lo apoyó fuertemente y bajo su pontificado la actividad misionera de la Iglesia va a recobrar su antigua fuerza, tras la triste decadencia del siglo anterior y la penuria de su acción durante los tiempos de la Revolución Francesa y sus epígonos.

El Cardenal Alberto Cappellari, Prefecto de Propaganda Fide

“Así estaba el lento proceso de reanimación misionera cuando se posesionó el nuevo cardenal prefecto de Propaganda Fide…. Entre sus acciones, lo primero que hizo fue reconocer los méritos y los límites de las decisiones hasta entonces emprendidas. Entre los méritos que se vislumbraban estaba el apogeo de las obras de cooperación misionera y del surgimiento de congregaciones, tanto masculinas como femeninas, dedicadas específicamente a la misión [... ]. El nuevo parámetro, trazado para toda la actividad de la restauración católica, consistía en guiarse por el principio de la centralización romana y el nuevo paradigma misionero, que por entonces se encontraba en etapa de elaboración, era la promoción humana; desde entonces la nueva masa de misioneros, «movidos por el amor de Cristo».

De esta manera nació, durante su prefectura, una nueva prioridad en el dicasterio misionero y una más dinámica acción misionera en toda la Iglesia. La nueva prioridad que Cappellari implementó en Propaganda Fide consistió en superar el eurocentrismo para atender a las misiones del Extremo Oriente y de la Iglesia en Hispanoamérica, para cuyos negocios León XII lo consultaba frecuentemente. De la universalidad que Cappellari le imprimió a Propaganda Fide dan testimonio los materiales del archivo en los que se descubre cómo, cada vez que pasaban los años de su administración, aumentaban los lugares de proveniencia de informes de las misiones y de peticiones de religiosos que querían ser destinados a las misiones entre infieles.

Durante su prefectura, el cardenal Cappellari se preocupó por darle una nueva organización a las misiones; para lograrlo se dedicó a promover nuevas jurisdicciones eclesiásticas y a mantener vivo el contacto con los misioneros y las misiones a través de las infaltables instrucciones y decretos, entre los que sobresalen: el de nombramiento de obispos, administración de los sacramentos, especialmente el bautismo, matrimonio y eucaristía; sobre la jurisdicción y administración de las circunscripciones eclesiásticas, sobre los ritos lícitos e ilícitos […]. El alcance universal que Cappellari le dio a Propaganda Fide se veía reflejado en el destino de sus instrucciones, muchas de las cuales se dirigían hacia el Extremo Oriente, región que no le era del todo desconocida ya que durante sus formación monástica [en Murano], se estudiaban aquellas lenguas”.[2]

Ya como papa, Cappellari relanzará la actividad misionera abriendo la misión africana y creando el vicariato apostólico de África Central y ciertamente para el caso de las nuevas repúblicas hispanoamericanas se comprende su actitud claramente pastoral, que será el punto de partida de una nueva época misionera.[3]Aquella Institución, Propaganda Fide, que el Directorio revolucionario francés, ocupando Roma, había suprimido como una institución «totalmente inútil»,[4]recobraría vida nueva en el pontificado de Gregorio XVI.[5]

NOTAS

  1. Cf. C. COSTANTINI, Gregorio XVI e le missioni, en Gregorio XVI. Miscellanea commemorativa, II, 1 172.
  2. A. LÓPEZ V., El papa Gregorio XVI y la reorganización de la Iglesia Hispanoamericana…, 200-2003; sobre toda esta problemática de la restauración y del movimiento misionero: cfr. F. GONZÁLEZ, Daniel Comboni en el corazón de la misión africana, o.c. supra; Memoria rerum, vol. III/1, a cura di J. METZLER,; Cf., APF., Missioni y Lettere e decreti della ScPF e biglietti di monsignore segretario; C. COSTANTINI, Gregorio XVI e le missioni, en Gregorio XVI Misccellanea eomn morativa..., II, 5-6; ScPF, Collectanea, 1, NOS. 786- 821, son los textos de las instrucciones de Mauro Cappellari a los misioneros, las cuales se dividen en decretos (3), instrucciones (7), intervenciones (21), cartas (4). Las instrucciones y decretos emanados por Propaganda Fide durante la prefectura de Cappellari, 35 en total, se pueden dividir, según su destino, de la siguiente manera: Para Extremo Oriente (17); Para Norte América (1- Baltimore); Para el Cercano Oriente y Europa (9); De carácter general (8); cf., Collectana SCPF, I, Nos. 786-821.
  3. F. GONZÁLEZ, Comboni en el corazón de la misión africana..., donde se habla de estas iniciativas misioneras.
  4. El ciudadano Haller en el decreto de abolición de la Congregación de Propaganda Fide (15 marzo 1798) la había definido como "un établissement fort mutile: cfr. : F. GONZÁLEZ, Daniel Comboni en el corazón de la misión africana, 155; SCPF Memoria rerum. 350 anni al servizio delel Missioni 1622-1972,a cura di J. METZLER, 5 vols, Rom-Freiburg-Wien 1971-1976: III/1, 84-118.
  5. Propaganda Fide después de la invasión francesa de 1798 se encontró en un estado “esquelétrico”. Así la juzgarán los cardenales reunidos en Congregación Particular de Propaganda Fide antes de la promulgación del motu proprio de Pío VII con el que se impulsaba la reorganización del dicasterio misionero en los comienzos de la segunda etapa de su pontificado, tras el cautiverio napoléonico: AP-ScPF, Acta-CP, fol. 93T-99r . Cf., APF, Decretos, 28-IX-1812; 30-IX-1820; SCPF, Collectanea 1, 415 No. 699; IP, 2 pars, 461. Para tener un conocimiento general de los decretos e instrucciones que de Propaganda Fide fueron emanados, al tiempo de la prefectura del cardenal Cappellari, cf., SCPF, Collectanea..., 1, 410-456.

BIBLIOGRAFÍA

BAUTZ, Friedrich Wilhelm, Gregor XVI. In Bautz, Friedrich Wilhelm. Biographisch-Bibliographisches Kirchenlexikon (BBKL). 2. Hamm: Bautz, cols. 327–330. 1990.

CHADWICK, Owen, A History of the Popes, 1830-1914. New York: Oxford University Press. 2003, pp. 1–61.

CURRAN, Charles E., "5. Reflections on Slavery; 6. The Correction of Common Catholic Teaching". Change in Official Catholic Moral Teachings. Readings in Moral Theology, no. 13. New York/Mahwah NJ: Paulist Press. ed. 2003, pp. 65–79.

FITZ-HARDINGE BERKELEY, George, "Chapters VII, VIII, IX". Italy in the Making: 1815 to 1846. Cambridge: Cambridge University Press. 1932, pp. 90–138.

LEFEBVRE, C., ed., Gregorio XVI. Parte seconda. Pontificia Università Gregoriana. Roma. 1948.

LETURIA, Pedro de, Relaciones entre la Santa Sede e Hispanoamérica, 3 vols., Roma-Caracas 1960; Gregorio XVI y la emancipación de la américa española, en Gregorio XVI. Miscellanea commemorativa, II, Roma 1949; El ocaso del patronato español en la América española, en Razón y Fe, 70 (1924), 5-23; 72 (1925), 31-47; Acción diplomática de Bolívar ante la Santa Sede a la luz del archivo Vaticano, en Razón y Fe, 70 (1924), 445-450; Bolívar y la encíclica de Pío VII sobre la independencia hispanoamericana, en Revista de Historia de América, 29 (1950), 1-35; León XII y Bolívar, en Razón y Fe, 98 (octubre-diciembre 1930), 209-224, 523-554; El origen histórico del Patronato de Indias. Un problema de actualidad hispanoamericana, en Razón y Fe, 78 (enero-marzo 1927), 20-36; Un párrafo más sobre el origen del Patronato de Indias, en Razón y Fe, 78 (enero-marzo 1927), 512-527; Novum Spagnole Nomen. O nuevas aclaraciones sobre la bula inicial del patronato de Indias, en Razón y Fe, 80 (julio-septiembre 1927), 171-181.

LONGO, Francesca – ZACCAGNINI, Claudia - FABBRINI, Fabrizio Gregorio XVI promotore delle arti e della cultura. Pacini, Ospedaletto (Pisa). 2008.

LÓPEZ V., Álvaro, El papa Gregorio XVI y la reorganización de la Iglesia Hispanoamericana: El paso del régimen de patronato a la misión como responsabilidad directa de la Santa Sede, Tesis de doctorado en P. Universidad Gregoriana, Roma 2004.

MARTINA, Giacomo (2002). "Gregorio XVI, papa". In Caravale, Mario. Dizionario Biografico degli Italiani (DBI). 59. Rome: Istituto della Enciclopedia Italiana.

MARTINA, Giacomo, Enciclopedia dei Papi, III, Roma, 2000, pp. 546-560.

MARTINA, Giacomo: Gregorio XVI. In: Massimo Bray (ed.): Enciclopedia dei Papi, Istituto della Enciclopedia Italiana, Vol. 3 (Innocenzo VIII, Giovanni Paolo II), Rome, 2000.

MCBRIEN, Richard P. Lives of the Popes. HarperCollins. 2000.

Miscellanea commemorativa di Gregorio XVI (a cura dei Padri Camaldolesi), Roma 1948.

NIELSEN, Fredrik Kristian (1906). "Chapter XVI: Gregory XVI". The History of the Papacy in the Nineteenth Century: Leo XII to Pius IX. Volume II, J. Murray, London, pp. 51–101.

PHAM, John-Peter, Heirs of the Fisherman. Oxford University Press. 2004.

SCHMIDLIN, Joseph, Léon XII, Pie VIII et Grégoire XVI, 1823-184.6 Vitte. 1940.

STOGRE, Michael, "Chapter Two". That the World May Believe: The Development of Papal Social Thought on Aboriginal Rights. Sherbrooke, Ontario CA: Médiaspaul. 1940, pp. 47–124.

SYLVAIN, Charles, Grégoire XVI. et son pontificat. Paris: Desclée et de Brouwer, 1889.

VERCESI, Ernesto, Tre pontificati: Leone XII, Pio VIII, Gregorio XVI (in Italian). Soc. editrice internazionale. Torino. 1936.

VIAENE, Vincent, Belgium and the Holy See from Gregory XVI to Pius IX (1831-1859): Catholic Revival, Society and Politics in 19th-century Europe. Louvain: Leuven University Press. 2001.

WURZBACH, Constantin von , "Cappellari, Bartholomäus Albert". Biographisches Lexikon des Kaiserthums Oesterreich (en alemán). 2. Verlag der typografisch-literarisch-artistischen Anstalt (L. C. Zamarski, C. Dittmarsch & Comp.). Vienna. 1857. p. 275.


FIDEL GONZÁLEZ FERNÁNDEZ