VELAZQUEZ RODRÍGUEZ, Primo Feliciano

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 09:57 6 ago 2015 de Louvier (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

(Santa María del Río, 1860; San Luis Potosí, 1953) Abogado, Periodista e Historiador

En Santa María del Río, Estado de San Luis Potosí, nació el 6 de junio de 1860 Primo Feliciano, hijo del matrimonio formado por Octaviano Velázquez y María de la Concepción Rodríguez. Desde pequeño destacó por su viva inteligencia e ingenio; cuando cursaba apenas su primer curso escolar, en un examen público ganó una moneda de oro como premio.

El Párroco de Santa María del Río, Anastasio Escalante, eminente teólogo y humanista que sería después Rector del Seminario Conciliar Guadalupano Josefino, tomó a su cuidado a Primo Feliciano antes de que éste cumpliera nueve años, enseñándole latinidad. En 1872 y con doce años de edad, ingresó al Seminario donde estudió Humanidades, Filosofía y Derecho Canónico. Con vocación al matrimonio más que al sacerdocio, Primo Feliciano prosiguió sus estudios en la escuela de Derecho, obteniendo el título de abogado en 1880. Tres años después, en diciembre de 1883, contrajo nupcias con Julia Olivares con quien procreó dos hijas: Concepción y Guadalupe.

En ese mismo año de 1883 fue cofundador del periódico La Voz de San Luis, cuya línea editorial era la reivindicación histórica del libertador de México Agustín de Iturbide y la conmemoración del primer centenario de su nacimiento. El periódico contaba con la colaboración del célebre poeta Manuel José Othón, y de los periodistas Ventura Dávalos y Francisco de Asís Castro. En San Luis existía otro periódico llamado El Correo de San Luis, que continuamente lanzaba virulentos ataques y sátiras a la línea editorial de La Voz de San Luis, a los que Primo Feliciano daba puntual respuesta con argumentos de fondo y artículos serios. En 1885 fue cofundador, junto con Juan Ruelas, José Guadalupe Rostro y Ambrosio Ramírez, de otro periódico llamado El Estandarte, el cual se mantuvo en circulación hasta 1912. Como El Estandarte publicaba fuertes críticas al gobierno del porfirista Carlos Díez Gutiérrez López Portillo (1877-1898), Primo Feliciano fue encarcelado en varias ocasiones, razón por la cual decidió refugiarse en los Estados Unidos. En 1890 falleció su esposa, sobrellevando su viudez con un mayor ahínco en sus investigaciones y sus escritos.

Primo Feliciano Velázquez tenía una estrecha amistad con Francisco Peña, eminente historiador y canónigo, quien lo alentó a incursionar en lo que sería la gran pasión de Primo Feliciano: la historia potosina. Sin embargo, lo mejor de su vida la consagró al estudio de la historia sobre el Acontecimiento del Tepeyac, para lo cual le fue de gran utilidad el profundo conocimiento que tenía de la lengua náhuatl. Así pudo realizar la traducción del náhuatl al castellano del Nican Mopohua, de los Anales de Cuahutitlán, del Códice Chimalpopoca, de la Leyenda de los soles, y de un manuscrito entonces inédito llamado Anales de Juan Bautista.

En 1886 Primo Feliciano Velázquez fue nombrado miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y en 1898 de la Sociedad mexicana de Geografía y Estadística. Fue también miembro de número de la Academia Mexicana de la Historia, ocupando el Sillón N° 20, y miembro fundador de la Academia Mexicana de Santa María de Guadalupe; secretario de la Junta Local de Bibliografía Científica, y socio correspondiente del Instituto Bibliográfico Mexicano.

Sus numerosos escritos revelan a un escritor nato, de fino y elegante estilo. Sus incursiones en la política fueron más bien accidentales y así fue electo como diputado por Santa María del Río en la XXIV Legislatura del Estado de San Luis Potosí. Cansado y con 85 años de edad, Primo Feliciano abandonó el periodismo y la abogacía en 1945, pero no la pluma. Recluido en su domicilio siguió escribiendo tomando como tema la persecución religiosa en México. Pocos días después de cumplir los noventa y tres años de edad, Primo Feliciano Velázquez falleció el 19 de junio de 1953. Su cadáver, revestido con el hábito de terciario franciscano, recibió las honras fúnebres en el Templo de la Tercera Orden de San Francisco en la ciudad de México. Sus restos reposan en la Catedral de San Luis Potosí.

Obras

Descubrimiento y conquista de San Luis Potosí

Las cabezas chatas de Guadalcazar

Letras en flor: la cultura en San Luis Potosí

Códice Chimalpopoca, Anales de Cuauhtitlan y Leyenda de los soles.

Historia de San Luis Potosí (cuatro volúmenes)

Colección de documentos para la historia de San Luis Potosí (cuatro volúmenes)

Tohuampolucan

El indio Conín

La aparición de Santa María de Guadalupe

La Historia original guadalupana

San Francisco

La Revolución y los Cristeros


Bibliografía

  • De la Torre Villar Ernesto. Lecturas Históricas Mexicanas. Vol.III. UNAM, México, 1994

JUAN LOUVIER CALDERÓN