XICOTÉNCATL Luisa

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 21:16 1 oct 2017 de Vrosasr (discusión | contribuciones) (Página creada con '==(Tizatlán, 1490? – Antigua, 1537) Princesa tlaxcalteca== Porque los pueblos prehispánicos no llevaban ningún tipo de registro de las personas, se desconoce la fecha y lu…')
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

(Tizatlán, 1490? – Antigua, 1537) Princesa tlaxcalteca

Porque los pueblos prehispánicos no llevaban ningún tipo de registro de las personas, se desconoce la fecha y lugar exactos de su nacimiento, pero debió haber sido en Tizatlán (“lugar de tierra arenosa”) Tlaxcala, en la última década del siglo XV.

Fue hija de Xicoténcatl «el viejo», cacique de Tizatlán (uno de los cuatro señoríos que conformaban la república de Tlaxcallan).[1]En las culturas prehispánicas no se tenían ni usaban apellidos; pero los nombres propios si se transmitían; por eso el nombre de «Xicoténcatl» (el que usa adorno en los labios) lo recibió un hijo varón del cacique, y para diferenciarlo de su padre se le llamó Xicoténcatl «el joven».

La hija de Xicoténcatl recibió al nacer el nombre de «Tecuelhuetzin» (teicu= hermana de alguien; huetzin= aficionada),[2]pero cuando aceptó la fe y fue bautizada recibió el nombre de «Luisa», y como en la cultura hispana a los hijos se les dan los apellidos de su padre y madre, los españoles la llamaron desde entonces «Luisa Xicoténcatl».

“Les mandamos con ruegos (a los caciques) que luego desembarazasen un cue (templo) questaba allí cerca, y era nuevamente hecho, e quitasen unos ídolos, y lo encalasen y limpiases, para poner en ellos una cruz y la imagen de Nuestra Señora; lo cual hicieron, y en él se dijo misa, se bautizaron aquellas cacicas, y se puso nombre a la hija del Xicotenga, el ciego, doña Luisa; y Cortés la tomó por la mano y se la dio a Pedro del Alvarado; y dijo al Xicotenga que aquel a quien le daba era su hermano y su capitán, y que lo hobiese por bien, porque sería dél muy bien tratada; y el Xicotenga rescibió contentamiento de ello.”[3]

Pedro de Alvarado y Luisa Xicoténcatl se casaron conforme a un ritual indígena, ya que el sacramento del matrimonio fue implementado en la Nueva España sólo siete años después. “El sacramento del matrimonio en esta tierra de Anáhuac, o Nueva España, se comenzó en Tezcuco. En el año de 1526, domingo 14 de octubre, se desposó pública y solemnemente don Hernando hermano del señor de Tezcuco con otros siete compañeros suyos…”[4] Pedro de Alvarado y Luisa Xicoténcatl engendraron dos hijos: Pedro y Leonor Alvarado Xicoténcatl. Esta última nació el 22 de marzo de 1524 en Utatlán, Guatemala, cuando Pedro de Alvarado estaba expandiendo la conquista a Centroamérica.[5]José Villa y Vidaurre dice de Leonor Alvarado Xicoténcatl que “Tenía el perfil de aquella joven algo del tipo correcto y severo y de las antiguas estatuas griegas, unido al ideal y sobrehumano de la virgen con que algunos años después debía asombrar al mundo Bartolomé Murillo”.[6]Fue doña Leonor prototipo del mestizaje biológico y del mestizaje cultural.

Desde sus nupcias Luisa Xicoténcatl estuvo casi siempre junto a su marido, el capitán Pedro de Alvarado, por lo que le tocó participar en la mayor parte de los acontecimientos de la expedición de Hernán Cortés, como fueron la entrada en Tenochtitlán, la « noche triste», la « batalla de Otumba» y luego el regreso a Tlaxcala. No estuvo en el posterior sitio a Tenochtitlán, pero sí en la conquista de Guatemala. Tampoco acompañó a su marido a España en el viaje que éste realizó en 1527.

En 1534 Pedro de Alvarado fue enviado al Perú, y llevó consigo a doña Luisa y sus dos hijos. Tras permanecer poco tiempo en Quito, Alvarado fue nombrado gobernador de Guatemala, por lo que en 1536 la familia Alvarado Xicoténcatl se trasladó a vivir a la ciudad de Antigua. En esa ciudad doña Luisa Xicoténcatl falleció en 1537; sus funerales fueron presididos por el Obispo Francisco de Marroquín Hurtado. Los restos de la princesa tlaxcalteca descansan en la Catedral de La Antigua, Guatemala, donde una calle y muchos establecimientos llevan su nombre.

NOTAS

  1. Los otros tres eran: Ocotelulco, Quiahuiztlán y Tepeticpac
  2. Cfr. Vocabulario anexo a la obra de SAHAGÚN, Bernardino, Historia de las cosas de la Nueva España. Ed. Porrúa, México, 1989.
  3. DÍAZ DEL CASTILLO Bernal. Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Cap. LXXVII. Ed. ESPASA-CALPE, pp. 153-154
  4. BENAVENTE Toribio de (Motolinía). Historia de los indios de la Nueva España. Capítulo 7. Ed. Porrúa, México, 1984, p. 97
  5. Cfr.MARTÍNEZ Brenda, La hija del Adelantado. http://www.prensalibre.com/cultura/hija-Adelantado_0_1097290329.html (consultado el 22/VIII/17)
  6. Ibídem

BIBLIOGRAFÍA

BENAVENTE Toribio de (Motolinía). Historia de los indios de la Nueva España. Capítulo 7. Ed. Porrúa, México, 1984

DÍAZ DEL CASTILLO Bernal. Historia verdadera de la conquista de la Nueva España. Ed. ESPASA-CALPE, Madrid, 1989

SAHAGÚN, Bernardino, Historia de las cosas de la Nueva España. Ed. Porrúa, México, 1989.

JUAN LOUVIER CALDERÓN