ZARCO, Francisco.

De Dicionário de História Cultural de la Iglesía en América Latina
Revisión del 12:01 6 ago 2015 de Louvier (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

(Durango, 1829; México, 1869). Periodista y Político

Sus padres fueron: el coronel Joaquín Zarco y la Sra. María Mateos de Zarco. Autodidacta, estudio idiomas, manejó un sistema propio de taquigrafía y realizó estudios de Derecho, Teología y diversas ciencias sociales, de cuyos conocimientos dio muestra en sus escritos y discursos. Cuando el Gobierno Mexicano marchó a Querétaro en 1847, Don Luis de la Rosa, que era Ministro universal, le nombro Oficial Mayor del Despacho de Relaciones. Redactor de las Actas del Consejo, revelo sus dotes. Al regresar a México se dedico al periodismo político; sin que ello impidiera la redacción de artículos literarios, costumbristas y biográficos.

En 1849 escribió en el Álbum Mexicano y en 1850 redactó El Demócrata, comenzando a usar el seudónimo de Fortun; en 1851 se encarga de la revista literaria La Ilustración Mexicana, hasta 1855; el tomo V es obra suya. En 1852 se inicia en El Siglo XIX, periódico al que dio gran prestigio y al que consagró lo mejor de su vida. Colabora en Las Cosquillas, en el que combate al Presidente Arista. Sus ataques le llevan a la cárcel. En el Presente Amistoso, dedicado a las damas, publica innumerables artículos, incluso de modas. Su vida pública adquiere gran relieve en 1855 al ser nombrado director de El Siglo XIX, puesto que, salvo las interrupciones impuestas por la guerra civil o extranjera, desempeña por largos años, hasta poco antes de morir.

Electo diputado suplente en 1854 por Yucatán, tiene que ir a Nueva York, por su oposición al General. Santa-Anna. Regresa en 1855 al triunfo del Plan de Ayutla. Representa a Durango en el Congreso Constitucional de 1856; fue uno de los más ilustres diputados y el cronista de los debates, en: Historia del Congreso Constituyente Extraordinario de 1856-57, que con las Actas del mismo, constituyen libros clásicos de la historia política mexicana. Perseguido después del golpe de Estado de Comonfort, es aprehendido el 30 de julio de 1858; escapa y vive oculto durante dos años. Publica un Boletín Clandestino y un folleto: Los Asesinatos de Tacubaya, que se difunde por todo el país y por el extranjero. El 13 de mayo de 1860 se le encuentra y encarcela.

Es liberado al triunfo de González Ortega en Calpulalpan y la caída del partido conservador. En enero de 1861 Benito Juárez le nombra Ministro de Gobernación, y después de Relaciones. Por poco tiempo publica otra vez Las Cosquillas. Renuncia para ocupar su curul en el Congreso y defiende a Juárez. Sigue al frente de su diario hasta el 31 de mayo de 1863, en que se acercan los franceses a la capital. Marcha al Norte. En San Luis Potosí publica La Independencia Mexicana, y en Saltillo La Acción. En este periódico aparece una serie de artículos sobre los Tratados de Miramar, artículos que se coleccionan y publican en folleto con ese título al año siguiente, en Colima. En 1854 marcha a los Estados Unidos de América, donde forma el "Club Mexicano"; escribe en defensa de México en periódicos norteamericanos, mexicanos y de Sudamérica, proporcionando además datos a los liberales europeos para que ataquen el Imperio. Al triunfar la República vuelve a México, otra vez diputado al Congreso. Dos días después de su muerte ocurrida en la Capital, es declarado Benemérito de la Patria. En el Paseo de la Reforma existe una estatua en su memoria.


BIBLIOGRAFÍA:

  • Zarco, F., Historia del congreso constituyente de 1856 y 1857… Con un “estudio preliminar” de A. MARTINEZ BÁEZ. 2ª ed. México, 1956, Comentarios de Francisco Zarco sobre la intervención francesa (1861-1863) A. H. D. México, 1929 y 1958; Comentarios del tratado de Miramar y dificultades prácticas para la Transformación monárquica de México. Colima, 1864.

JOSE FLORENCIO CAMARGO SOSA